Garra matadora

San Antonio jugó una gran primera mitad, bajó su nivel en la segunda y levantó sobre el cierre para vencer 96-82 a Memphis en el segundo punto de la serie. Kawhi Leonard la volvió a romper con 37 puntos y 11 rebotes. Con el 2-0 a favor, la franquicia texana visitará a Grizzlies el jueves a las 22:30.

Después de imponerse con autoridad en el primer juego, San Antonio esperaba un duelo mucho más parejo en el segundo encuentro de la serie ante Memphis. Si bien la noche del lunes presentó algún momento de nerviosismo para el equipo texano, el combinado dirigido por Gregg Popovich se volvió a mostrar superior a su rival para el 96-82, que le dio una ventaja de 2-0.

«La Garra» Kawhi Leonard volvió a ser la figura del dueño de casa. El alero aportó 37 puntos y 11 rebotes en casi 40 minutos, aunque su número más destacado y que mejor graficó el juego fue el 19-19 a la hora de los tiros libres.

El ‘2’ del oeste desbarató el juego defensivo de Memphis con su penetración y buen movimiento de pelota. La constante rotación no permitió que la visita pueda esperar bien parada, lo que forzó un total de 22 faltas y esto dio 32 tiros libres para el local. San Antonio acertó en 31 de dichas ocasiones, siendo de LaMarcus Aldridge (5-6 en el rubro) el único fallido.

La primera mitad de San Antonio fue casi perfecta. Memphis nunca pudo entrar en ritmo ofensivo, más allá de la consistencia de Conley, quien aportó 19 de los 37 puntos anotados en la primera mitad. Esta merma del nivel visitante ayudó a que el local, liderado por Leonard, Aldridge y Parker tome una clara ventaja de 56-37.

En la segunda parte del encuentro la historia cambió. El conjunto dirigido por Popovich tuvo pasajes de ineficacia ofensiva, permitiéndole a Memphis la chance de reaccionar. El elenco que vistió de celeste logró achicar el margen de la mano de su base estrella, además de un buen aporte en el poste bajo de Zach Randolph. Esa ventaja de 19 se redujo a 6 (77-71) con poco más de ocho minutos por jugar.

Allí fue cuando San Antonio volvió a levantar su nivel. El equipo de Popovich volvió a estar más pegado en los marcajes y Leonard sobresalió con un robo que acabó en volcada del otro lado de la cancha. Esta gran acción fue complementada por bombazos de Green y Gasol, dándole aire al local para volver a pensar. Mejor plantado, no permitió que Memphis se vuelva a acercar y festejó el 96-82.

Emanuel Ginóbili no anotó en el partido, pero tuvo un buen papel en sus 18 minutos de juego. El bahiense aportó control, paciencia y, sobre todo, entrega en defensa para ayudar a que el equipo de Texas logre el triunfo. El argentino sumó tres asistencias, tres rebotes y dos robos.

Los dos triunfos le permiten a San Antonio mantener la ventaja de localía pensando en el resto de la serie. La misma se trasladará a Memphis, donde el jueves se jugará el tercer punto a las 22:30.