Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Festejo a medias

Memphis aguó la ceremonia de retiro de camiseta de Tony Parker y venció a los Spurs en San Antonio por 113-109. El equipo de Taylor Jenkins sumó su primer festejo de visitante de la temporada.

La noche del lunes en San Antonio giró en torno al retiro de la camiseta de Tony Parker. Sin embargo, antes de la gran ceremonia, el equipo de Gregg Popovich tenía un compromiso que parecía accesible y acabó con tristeza. Memphis dio el batacazo al vencer por 113-109 en el AT&T Center y sumar su primera victoria de visitante de la temporada, su tercer festejo en diez partidos de la campaña.

Al igual que en los retiros de las camisetas de Tim Duncan y Manu Ginóbili, el equipo texano estuvo lejos de mantener un gran nivel, en buena medida por el contexto en el que se dio el partido. En lo que refirió al duelo de este lunes, la visita abrió la historia con un parcial de 35-22 y llegó a tener una ventaja de 15 puntos, tanto en el primer cuarto como en el cierre del último.

Y así como en los anteriores eventos de esta índole, el dueño de casa reaccionó el último cuarto a puro triple. Derrick White (15-3-5) fue el primero en enchufar, mientras que Bryn Forbes (14) conectó dos seguidos para igualar el pleito en 99. Luego, Rudy Gay (18-8-2) acertó una bomba y LaMarcus Aldridge (19-4-3) sumó un doble para un margen de cinco puntos (106-101).

Sin embargo, cuando todo parecía indicar que San Antonio iba a asumir el rol de conductor del juego, se encontró con una inesperada reacción de su rival. Tyus Jones (ocho puntos y seis asistencias) se alió con Jaren Jackson Jr (24 tantos, seis rebotes y cinco asistencias) para que Memphis dé vuelta la historia. Una bomba de Jae Crowder (8-10-4) a 1:48 del final concluyó la remontada de la visita.

A lo largo de esos 108 segundos, el local tuvo una gran cantidad de oportunidades para ganar el encuentro, pero no lo logró, dándole a Dillon Brooks (21) la chance de sentenciarlo desde la línea de tiros libres.

San Antonio acabó la jornada con una marca de 5-5 y volverá a jugar el miércoles, cuando visite a los Minnesota Timberwolves desde las 22hs. Por su parte, Memphis buscará seguir por la vía triunfal en la misma jornada, cuando visite a los Hornets en Charlotte desde las 21hs.