Otro caído en la ‘Batalla de Texas’

El brasileño Nené Hilario sufrió el desgarro de su abductor izquierdo y no podrá volver a jugar para Houston en lo que queda de los Playoffs. El paulista se une a Tony Parker en el listado de bajas sensibles en el cruce de semifinales de conferencia.

Después de cuatro partidos, la historia entre San Antonio y Houston está más igualada que nunca. Ambos equipos no pudieron aprovechar su primer juego como locales, y se recuperaron en el segundo imponiendo su estilo. Y al igual que al equipo de Gregg Popovich, una lesión acompañó al festejo por victoria.

En el segundo partido de la serie, cuando San Antonio festejó en el AT&T Center, Tony Parker padeció la ruptura de su tendón del cuádriceps izquierdo, no sólo quedando fuera del resto de la temporada, sino al margen toda actividad basquetbolística en lo que resta del 2017.

Volviendo a lo ocurrido el domingo por la noche, Nené Hilario dejó la cancha con un fuerte dolor en su pierna izquierda cuando Houston igualó la serie. La resonancia de este lunes confirmó que el brasileño padeció el desgarro de su abductor izquierdo, quedando así al margen de cualquier posible juego en lo que resta de los Playoffs. A diferencia del francés, su recuperación finalizará antes del 30 de junio, día en el cual finaliza su contrato con la franquicia.

La caída del paulista de 34 años deja a Houston sin grandes opciones internas desde el banco. Clint Capela permanecerá como titular, mientras que el entrenador Mike D’Antoni apeló a Ryan Anderson como ‘cinco’ sustituto cuando el pívot titular estuvo fuera de la cancha por problemas de faltas. Los jóvenes Montrezl Harrell y Chinanu Onuaku podrían ser opciones para el coach si buscase explotar la pintura (a lo que no apostó en lo que va de la temporada).

De esta triste manera, Nené Hilario cierra una más que buena temporada en el combinado texano. El brasileño promedió 9,2 puntos y 4,1 rebotes en 17,9 disputados durante la fase regular, mientras que en la postemporada elevó su juego con 10 tantos y 4,7 pelotas ganadas en los tableros durante una idéntica cantidad de minutos.

El brasileño tuvo su mejor partido en la franquicia el pasado 23 de abril del 2017. Por el problema de faltas de Capela, disputó casi 26 minutos en los cuales anotó sus 11 lanzamientos de campo efectuados para aportar 28 puntos. Además, se quedó con diez rebotes (cuatro ofensivos) para lograr un doble-doble.