Durmió su ataque

La sólida defensiva de San Antonio forzó a Houston a tener un 28.6% de efectividad en tiros de campo, lo que fue clave en la contundente victoria por 114 a 75, de visitante, y la clasificación a las Finales del Oeste. LaMarcus Aldridge (34 puntos y doce rebotes) y Jonathon Simmons (18), los más destacados.

Si hay algo que tanto anhelan 29 franquicias de la NBA, es que todos quieren copiar el oficio de San Antonio, aún en los momentos más adversos. Es que el elenco dirigido por Gregg Popovich supo aplastar a unos Rockets desconcertados en su propia casa, a pesar de las bajas de Kawhi Leonard (torcedura en el tobillo izquierdo) y Tony Parker (ruptura en el tendón del cuadriceps izquierdo).

De hecho, a los Spurs le bastaron solamente los dos primeros cuartos para liquidar la serie, ya que se fue al descanso con un parcial de 61-42 a su favor. En la segunda mitad, el segundo pre-clasificado de la Conferencia del Oeste llegó a sacar una diferencia de 114 a 72, cuando restaban 1:49 para el cierre del juego.

Un factor clave para lograr semejante ventaja fue la sólida defensiva de la visita, teniendo en cuenta que le forzó a Houston un 28.5% de efectividad en los tiros de campo (22-77), además de las 13 pérdidas. James Harden no fue el mismo jugador que en otras noches (2-11 en los lanzamientos y seis pérdidas), luego de haber sufrido la agónica tapa por parte de Emanuel Ginóbili.

Además, San Antonio mostró el compañerismo y la fluidez en ataque que nos había tenido acostumbrado durante el campeonato en 2014: repartió 32 asistencias contra las 14 de los de Mike D’Antoni. LaMarcus Aldridge (38 puntos y doce rebotes) y Jonathon Simmons (18 y cuatro pases gol) comandaron la eficiencia de su equipo a la hora de ejecutar las jugadas.

En tanto, Emanuel Ginóbili se convirtió en el octavo jugador en la historia de la NBA en jugar más partidos de Playoffs (209), tras pisar el parquet durante casi 17 minutos. El bahiense sumó dos unidades, bajó tres tableros y repartió cuatro asistencias, aunque cometió cinco faltas personales.

Los Spurs iniciarán las Finales de la región a partir de este domingo a las 16.30 (transmite ESPN), cuando viajen al Oracle Arena para enfrentar a Golden State, que no perdió partidos en lo que va de la postemporada.