Como en los viejos tiempos

Emanuel Ginóbili fue la figura del juego 5 de las Semis del Oeste, ya que sumó doce puntos, siete rebotes y cinco asistencias. También, el bahiense le tapó el último tiro a James Harden para que San Antonio derrote a Houston por 110 a 107, de local. 

Los 39 años no lo limitan de ninguna manera a Emanuel Ginóbili para que siga dando ejemplos de profesionalismo. Sin Kawhi Leonard en el tiempo suplementario (se torció el tobillo izquierdo durante el último cuarto), el entrenador Gregg Popovich incluyó al bahiense entre los cinco jugadores que confrontarían el tiempo suplementario.

Y como suele ser costumbre, el escolta de 1m98 no defraudó a los espectadores en el AT&T Center, debido a que se encargó de armar las jugadas en los momentos trascendentales. De esta manera, el ganador de cuatro anillos finalizó con doce unidades (un triple y una volcada en el segundo período), bajó siete rebotes y repartió cinco asistencias en 31 minutos de juego.

Asimismo, Manu coronó su soberbia actuación tapándole el último lanzamiento desde el perímetro a James Harden, con el objetivo de asegurar la tercera victoria de los Spurs tras el 110 a 107, en casa. La Barba tendrá pesadillas después de que el argentino le arruinara su chance de igualar el marcador, además de que no convirtió puntos en los cinco minutos adicionales, aunque haya finalizado con un triple-doble (33 tantos, diez tableros y diez pases gol).

Otros de los integrantes de los Spurs que tuvieron su noche memorable fueron Jonathon Simmons (12 puntos y tres robos), Danny Green (16, siete en el tiempo suplementario) y Patty Mills (20, cinco triples). En tanto, Kawhi Leonard (22 y quince rebotes) y LaMarcus Aldridge (18 y 14) no ocuparon el primer plano en la proeza del conjunto texano, a pesar de sus buenos números.

San Antonio tendrá la chance de llegar a las Finales de la Conferencia del Oeste por primera vez en tres años a partir de este jueves, cuando viaje al Toyota Center a las 21 (transmite ESPN).