Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

No dejaron margen para la duda

Los Lakers vencieron 117-105 a los Grizzlies y demostraron, una vez más, porqué mandan en el oeste. Los angelinos llegaron a mandar por 25 puntos a través del tándem James-Davis.

Uno de los tantos equipos que volvió al ruedo este viernes por la noche fue Los Ángeles Lakers, el actual líder del oeste (42-12). El equipo de Frank Vogel recibió a un Memphis Grizzlies que jugó su segundo juego del back-to-back y estuvo lejos de incomodar al dueño de casa. El juego acabó en manos locales por 117-105.

El local se mantuvo al frente a lo largo de toda la noche, a partir de un mejor trabajo en ambos lados de la cancha, pero sobre todo en la labor defensiva. El dueño de casa mantuvo a todo el quinteto inicial de la visita por debajo de los diez puntos, exceptuando a Ja Morant, quien firmó una planilla de 17 tantos, aunque con un 5/14 de campo (35,7%).

La mayor alarma de la noche para el local se dio en el inicio del juego, cuando Anthony Davis (28 puntos, 13 rebotes y siete tapas) recibió un golpe en su pantorilla derecha a causa de una cortina de Jaren Jackson Jr. El ex New Orleans se iría al vestuario con cara de preocupación, pero luego volvería al encuentro para ser determinante en la segunda mitad.

No obstante, el jugador clave de la noche fue, una vez más, LeBron James. El alero encajó 10 de sus 17 tiros de campo y 11 de sus 12 tiros libres para liderar el goleo con 32 puntos. Además, repartió siete asistencias, bajó tres rebotes y clavó dos tapas para ser la figura del triunfo. Así, su equipo alcanzó una marca de 17-0 cuando él anota 30 puntos (o más).

Memphis llegaría a ponerle incertidumbre al resultado durante el tercer cuarto, momento en el que montó un 36-24 a través del tridente suplente de Brandon Clarke (14 puntos y 10 rebotes), Gorgui Dieng (14 y 10) y Josh Jackson (20). Sin embargo, el local luego montó un parcial de 33-28 en el último, con LeBron, Davis y Caruso (9) mandando en ambos costados de la cancha para terminar de asegurar el triunfo.

Los Lakers volverán a jugar el próximo domingo, cuando reciban a los Boston Celtics desde las 17:30 en el Staples Center (televisa ESPN). Por su parte, los Grizzlies se quedarán en Los Ángeles ya que el martes por la madrugada (00:30) se medirán con los Clippers en el tercero de sus cuatro juegos seguidos como visitantes.