Los Ángeles Lakers: A mejorar en defensa

En la primera temporada después del retiro de Kobe Bryant, y con Luke Walton como entrenador, la histórica franquicia californiana jugó con muchísimos jóvenes. Si bien mostró buenos puntos en ataque, no lo hizo a la hora del marcaje.

DAngelo-Russell-1
D’Angelo Russell no quiere que la franquicia fiche a Lonzo Ball en el Draft (Basket4us)

La temporada 2016-2017 no fue normal para Los Ángeles Lakers. Si bien la franquicia mostró el nivel usual de los últimos años (14° en el oeste con récord 26-56), fue la primera campaña después de 20 años sin la presencia de Kobe Bryant. Black Mamba se retiró el 13 de abril del 2016 con una espectacular producción de 60 puntos ante Utah Jazz para vencer. Su carrera incluyó de todo, destacándose cinco títulos.

Si bien las llegadas de Luol Deng y Timofey Mozgov agregaron experiencia al plantel, la juventud fue lo que mandó en la temporada. El electo del Draft, Brandon Ingram, se sumó a la larga lista de jugadores con gran potencial para la franquicia. El alero mostró una buena capacidad anotadora, promediando casi 10 puntos por juego, además de cuatro rebotes. Otros de buenas apariciones fueron Ivica Zubac y Larry Nance Jr, quienes mostraron cartas positivas en la pintura.

Sin embargo, el gran punto flojo de este combinado fue la defensa. Los jóvenes mostraron aptitudes ofensivas, aunque también no tenerlas en defensa. El equipo careció del marcaje en conjunto que caracteriza a los buenos equipos de la liga. Sin pensar en esto, fue el tercero que más puntos recibió (111,5) y el peor en eficiencia defensiva (puntos recibidos cada 100 posesiones rivales).

Sobre el cierre de la temporada, la franquicia movió piezas en la dirigencia. El legendario Magic Johnson desplazó a Jim Buss para ser el nuevo presidente de operaciones, mientras que Rob Pelinka se ganó el lugar de mánager general, sacando a Mitch Kupchak. Además, Jeanie Buss se volvió el nuevo dueño principal de la franquicia.

La nueva mesa grande ya empezó a trabajar en el futuro de los Lakers. Mas allá de lo que pase en el Draft (donde tiene la segunda elección), el equipo apuntará a hacer cierto espacio salarial para poder fichar jugadores que tuerzan el rumbo. Así, la dirigencia buscará a sacarse de encima a algunos de sus jóvenes para intentar fichar una estrella desde el 1 de julio, cuando arranque el período de agencia libre.

En cuanto a nombres, Paul George podría ser una adición para el equipo. El destacado alero quiere dejar Indiana y considera volver a su ciudad natal para ser el centro de atención de la franquicia. Por otro lado, deberá decidir si retiene a Nick Young, David Nwaba, Tyler Ennis, Thomas Robinson y Anthony Brown. Todo parece indicar que ninguno seguirá siendo Laker después del 30 de junio.