Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Una polémica histórica

Golden State le ganó el primer asalto a Houston por 104-100 gracias a una gran tarde de Kevin Durant. Sin embargo, el excesivo roce físico hizo estallar una de las discusiones más grandes de la década en un partido de básquet.

Foto: Getty Images.

La tarde del domingo tuvo una de las máximas polémicas en la NBA durante la última década, quizá la más grande de todas. El inicio de la revancha de las pasadas finales de conferencia del oeste entre Golden State y Houston inició con un discutible trabajo de la terna arbitral, que permitió un roce peligroso, hasta antideportivo. En este marco, el local aprovechó su condición para vencer al elenco texano por 104-100, lo que le dio el 1-0 en el cruce.

La discusión inició temprano, cuando en una acción de tiro externo de James Harden (35 puntos, seis asistencias y cuatro rebotes) Klay Thompson invadió el cilindro imaginario, una acción que el reglamento castiga con una flagrante 2 por poner en riesgo el físico del rival. Si La Barba hubiese caído sobre los pies del escolta, la acción pudo haber terminado en un esguince o una lesión peor, algo similar a lo ocurrido con Kawhi Leonard en un marcaje ílicito de Zaza Pachulia.

https://twitter.com/IsolationNBA/status/1122604431634251780

Lo más triste de esta acción fue que no se dio como caso aislado en el partido. Tras el mismo, Mike D’Antoni señaló que hubo otras tres oportunidades en la que la terna arbitral, compuesta por Courtney Kirkland, Zach Zarba, Josh Tiven y Tre Maddox, obvió el contacto ilegal. A la par, Joe Borgia, supervisor de los árbitros en la NBA, se vio obligado a aceptar que al menos en una de estas ocasiones se dio ese tipo de roces.

Lo siguiente a eso fue la reacción injustificable, pero lógica de Houston. El equipo de Mike D’Antoni, amedrentado por la situación, empezó a proteger la pelota con codazos ilícitos, como también invadió en algunas ocasiones el cilindro del rival para intentar dejarlo mal parado. En el camino, Chris Paul (17-3-4) fue expulsado por discutir en dos ocasiones con los árbitros, mientras que Draymond Green (14-9-9), que también se quejó en reiteradas oportunidades, tan sólo recibió una.

https://twitter.com/TheRenderNBA/status/1122665923880673281

De esta manera, el triunfo del vigente bicampeón de la liga, fundamentado en la constancia de Kevin Durant (35 unidades, cinco rebotes, tres asistencias, una tapa y un robo) y la ejecución tardía de Stephen Curry (18-7-4), pasó a un segundo plano.

La serie seguirá en el Oracle Arena el próximo martes a las 23:30. Luego de lo ocurrido en la apertura de la serie, la lupa estará posada sobre los árbitros, que intentarán pasar desapercibidos en el juego que el local buscará estirar la ventaja, mientras que la visita tendrá el afán de robar la localía para poder depender de su rendimiento en el Toyota Center.