Una dupla demoledora

Luego de que San Antonio se fuera al descanso con una ventaja de 20 puntos, Golden State aprovechó la baja de Kawhi Leonard (tobillo izquierdo) en el tercer cuarto y anotó ¡71 puntos solamente en el segundo tiempo! Stephen Curry (40) y Kevin Durant (34) combinaron 74 unidades para la primera victoria en las Finales del Oeste por 113 a 111.

Cuando le preguntaron en la previa al partido a Gregg Popovich acerca de la manera en que deben frenar el ataque de Golden State, el entrenador de San Antonio respondió utilizando una sola palabra: «Rezar». Es que los Warriors utilizaron su arma más poderosa durante apenas dos cuartos para remontar un resultado muy adverso.

El conjunto de la Bahía vivió una pesadilla hasta los últimos 7:55 para el final del tercer cuarto, cuando los Spurs sacaron una máxima diferencia de 78-55. El conjunto texano hizo la diferencia por medio de sus posesiones largas en la ofensiva, además de que su sólida defensiva le provocara 19 pérdidas en total a su rival.

Sin embargo, ese fue el momento en que una jugada cambió el rumbo del partido: un choque con Zaza Pachulia en un intento de lanzamiento le generó una torcedura en el mismo tobillo izquierdo a Kawhi Leonard, por lo tanto se retiró de la cancha por el resto del partido. El alero fue la figura durante los primeros dos cuartos con 26 puntos, ocho rebotes y tres asistencias.

A partir de ahí, Golden State volvió a ser el mismo equipo que nos tiene acostumbrado a todos. Stephen Curry (40 unidades. 7-16 en triples) y Kevin Durant (34, además de cuatro tapas) se aprovecharon de un San Antonio afectado por la baja de su máximo referente debido a que combinaron 74 tantos. Así, el anfitrión concretó un parcial de 58-33 desde la salida de Leonard.

Asimismo, el último subcampeón liquidó a los Spurs en la lucha rebotera (17-14), luego de que Pau Gasol se viera limitado por las cinco faltas personales. Zaza Pachulia (cinco tableros ofensivos, nueve en total) y Draymond Green (siete, tres en el campo adversario) se encargaron de ganarle la pulseada a LaMarcus Aldridge.

En tanto, Emanuel Ginóbili se lució en 25 minutos de juego. El bahiense encestó 17 puntos (7-10 en tiros de campo, 1-3 en triples) y recuperó tres pelotas, lo que lo convirtió en el décimo jugador con más robos en la historia de los Playoffs (281).

El juego 2 se llevará a cabo este martes a las 22 (transmite ESPN), otra vez en el Oracle Arena.