Ráfagas letales

Golden State aprovechó la baja de Kawhi Leonard liquidando el juego 2 en los primeros 24 minutos, ya que anotó 72 puntos para luego derrotar a los Spurs por 136 a 100, de local. Stephen Curry sumó 29 unidades (6-9 en triples), tres robos y siete asistencias.

Fue muy similar el primer tiempo del segundo partido con respecto a los dos últimos cuartos del primero. Es que San Antonio sigue sin encontrar alternativas tras la ausencia de Kawhi Leonard (torcedura en el tobillo izquierdo), máximo referente del equipo tanto en ataque como en defensa.

Esto motivó a los Warriors a sentenciar el encuentro en los primeros 24 minutos. Con un 65.1% de efectividad en los tiros de campo, el conjunto de la Bahía volvió a encestar 72 puntos en una sola mitad contra los 44 de los Spurs. Stephen Curry comandó la racha convirtiendo cuatro de sus seis triples antes del descanso, lo que lo llevó a finalizar con 29 tantos, siete rebotes, tres robos y siete asistencias en 30 minutos.

El base no fue el único jugador de Golden State que terminó con más de diez unidades. Kevin Durant (16), Patrick McCaw (18), Draymond Green (13), Klay Thompson (11), Ian Clark y Shaun Livingston (11) se unieron a dicho rubro.

En cuanto al conjunto texano, su ofensiva careció de ideas ante la sólida defensiva de los rivales (12), teniendo en cuenta que repartió apenas 21 asistencias, mientras que el anfitrión concretó 39. Jonathon Simmons (22 tantos, su mejor marca individual en Playoffs) intentó maquillar el flojo rendimiento por parte del elenco dirigido por Gregg Popovich, sobre todo de LaMarcus Aldridge porque anotó cuatro de sus once tiros (ocho unidades) y bajó cuatro rebotes.

En tanto, Emanuel Ginóbili no pudo mantener su sobresaliente desempeño, pese a que se convirtió en el 24° más anotador en la historia de la postemporada (2.973 puntos). El bahiense sumó solamente los dos tiros libres que ejecutó (0-3 en lanzamientos) y entregó una asistencia en cinco minutos, aunque cometió dos faltas personales.

San Antonio buscará mostrar nuevamente su mejor versión a partir de este sábado a las 22 (transmite ESPN), cuando juegue el primer partido de la serie con el público a su favor.