Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Los Pelicans remontaron en San Francisco

New Orleans llegó a perder por 12 puntos en la casa de Golden State, pero fue muy superior en la segunda mitad y se impuso por 115-101. Zion Williamson lleva ocho partidos consecutivos con al menos 20 puntos.

Uno de los equipos más atractivos del momento es Nueva Orleans Pelicans, tanto por su buen nivel colectivo, como su propuesta netamente juvenil y también por el último número 1 del Draft, Zion Williamson. Este domingo por la noche, el equipo de Alvin Gentry no arrancó bien, pero estuvo en un mejor nivel que Golden State durante la segunda mitad para imponerse por 115-101.

Al elenco visitante le faltó intensidad durante la primera mitad y se encontró por detrás en el marcador ante uno de los rivales más irregulares de la liga. Golden State halló puntos altos de Damion Lee (22), Jordan Poole (19) y Eric Paschall (13) para llegar a tomar una distancia de 12 unidades en el segundo cuarto, mientras que se fue al descanso con un 56-46.

Sin embargo, el entretiempo sirvió para que la visite ajuste sus piezas y se impulse hacia el triunfo. El combinado Pelícano supo mostrarse mejor en las rotaciones defensivas en la segunda mitad, forzando seis de las nueve pérdidas del dueño de casa en el encuentro, como también un 44,2% de campo. Ante cada fallo del último finalista, el equipo de Alvin Gentry corrió la cancha con Jrue Holiday (23 puntos, 15 asistencias y siete rebotes) como líder, pero también hallando complementos ideales en el propio Williamson (28), Nicolo Melli (20) y Brandon Ingram (17).

Tras un parcial de 31-21 que igualó la historia en 77 al término del tercer cuarto, New Orleans abrió el último período con un parcial de 36-18 que le dio la ventaja máxima de 18 puntos. Durante el tramo, Williamson llegó a los 20 puntos -luego alcanzaría los 28-, registrando así su octavo juego consecutivo con esta cifra (o más) y siendo así el primer novato en la historia en lograrlo. Del otro lado de la cancha, pese al flojo nivel, el mexicano Juan Toscano-Anderson terminó de firmar un buen partido con 16 puntos (6/10 de campo; 3/5 en triples), ocho rebotes, tres asistencias, dos tapas y un robo.

De esta manera, New Orleans aprovechó la caída de San Antonio en Oklahoma y escaló al décimo puesto de la conferencia del oeste con una marca de 25-32. El equipo de Alvin Gentry quedó a tres triunfos de Memphis (28-28). Su próximo juego será el martes, a la medianoche, ante los Lakers en Los Ángeles.

Por su parte, Golden State acumuló su sexta caída consecutiva y finalizó la jornada con un 12-45 que es la peor marca en esta temporada, inclusive lejos de los otros dos del podio, Cleveland Cavaliers (15-41) y Minnesota Timberwolves (16-39). El elenco de Kerr volverá a jugar el martes (miércoles a las 00:30 de Argentina), cuando enfrente a los Kings en Sacramento.