Golden State Warriors: La venganza fue terrible

El elenco dirigido por Steve Kerr se reivindicó de la caída en las Finales 2016, derrotando de manera contundente por 4 a 1 a Cleveland, el mismo equipo que le sacó el campeonato la temporada anterior.

Golden State
Kevin Durant y Stephen Curry, los dos máximos referentes de Golden State, entrarán en la agencia libre esta pretemporada (Foto: Getty Images).

El 19 de junio del 2016 será una fecha que quedará marcada en el plantel de los Warriors. Es que aquel día se consumó lo fue una dura caída en las Finales ante los Cavs de LeBron James, luego de haber estado arriba por 3 a 1. Sin embargo, ese resultado sirvió de motivación para el conjunto de la Bahía.

En primer lugar, la franquicia ganó la pulseada en la disputa por incorporar a Kevin Durant, quien buscaba un cambio de aire tras ocho buenas temporadas en Oklahoma. El alero se acomodó rápidamente al sistema de juego, por lo tanto llevó al equipo al primer puesto en el Oeste por tercera fase regular al hilo (67-15). Más tarde, el jugador de 28 años sería galardonado como el MVP de las Finales 2017, ya que anotó más de 30 puntos en cada uno de los cinco juegos disputados en dicha instancia.

En los Playoffs, Golden State superó las expectativas logrando un hecho sin precedentes en la NBA: ganó los primeros 15 partidos. Finalmente, no hubo equivalencias entre los dirigidos por Steve Kerr y cualquier otro equipo, ni siquiera Cleveland (4 a 1), el mismo que le arruinó la fiesta en la campaña 15/16. Asimismo, Stephen Curry contó con la consistencia que no encontraba en las Finales anteriores, promediando 26,8 unidades, ocho rebotes, 2,2 robos y 9,4 asistencias.

Ahora, el objetivo del conjunto de Oakland es mantener la base, teniendo en cuenta que diez jugadores entrarán en la agencia libre este verano estadounidense: Kevin Durant, Andre Iguodala, Stephen Curry, Shaun Livingston, Zaza Pachulia, David West, JaVale McGee, Ian Clark, James McAdoo y Matt Barnes.

Asimismo, los Warriors ya consiguieron un refuerzo para la 17/18, debido a que le pagaron 3.5 millones de dólares a Chicago para quedarse con los derechos de Jordan Bell, ala pivote de 2m06, quien promedió once tantos, 8,7 tableros, 2,3 tapas y 1,3 recuperos por encuentro, durante su paso por la Universidad de Oregon.