El capo de la región

Golden State se consagró campeón del Oeste por tercera vez al hilo tras derrotar a San Antonio por 129 a 115, de visitante. El conjunto de la Bahía barrió en los Playoffs a todos los equipos de su Conferencia. Manu Ginóbili sumó quince puntos y siete asistencias en lo que podría haber sido el último juego de su carrera.

Golden State
Curry (36) y Durant (29) combinaron 65 de los 129 puntos de los Warriors (Foto: Bleacher Report).

Antes del inicio de las Finales del Oeste, San Antonio aparecía en los planos con muy pocas chances de eliminar a los Warriors. Sin embargo, esas oportunidades se redujeron a cero después de que Kawhi Leonard se retirara del juego 1 por una torcedura en el tobillo izquierdo. La franquicia de la Bahía aprovechó la situación para darle un golpe letal al conjunto texano: le revirtió una desventaja de 23 puntos en apenas dos cuartos.

A partir de ahí, los partidos fueron muy disparejos porque Golden State sacó grandes diferencias en cada primer tiempo, anotando más de 65 puntos. La historia se volvió a repetir en este encuentro, debido a que su efectividad en los tiros de campo lo llevó al descanso con un parcial de 65-51 a su favor, además de que los Spurs estuvieron imprecisos en los lanzamientos.

Asimismo, Stephen Curry se metió entre los cinco más tripleros en la historia de los Playoffs (294), luego de haber pasado a Kobe Bryant en la lista (292). El base fue una de las figuras con 36 puntos (5-13 desde el perímetro) y seis asistencias, junto con Kevin Durant (29 unidades y doce rebotes).

De esta manera, Golden State se clasificó a las Finales por tercera vez al hilo, logrando un hecho sin precedentes: barrió a todos los rivales de su región. Los Lakers de la 1986/87 fueron los únicos que estuvieron más cerca, manteniendo una racha de hasta once triunfos seguidos.

En tanto, Emanuel Ginóbili cerró la serie encestando más de quince puntos en tres de los cuatro partidos. En lo que podría haber sido la última función de su carrera, el bahiense convirtió quince tantos (superó la marca de los tres mil en la postemporada), recuperó tres pelotas y repartió siete asistencias en 32 minutos de juego. ¿Seguirá una temporada más?