Sigue en su salsa

Golden State volvió a brillar en el Oracle Arena y venció 115-104 a Utah para ponerse 2-0 en la serie de semifinales de conferencia. El elenco californiano tuvo como figura a Draymond Green, quien anotó cinco triples en la primera mitad. La serie seguirá el sábado en Utah.

Decir que cualquier persona podría dirigir a un equipo lleno de egos como Golden State sería un grave error. Sin embargo, sin su entrenador Steve Kerr, quien tiene una licencia por enfermedad, el equipo de la bahía californiana sigue mostrando su mejor versión.

Este jueves por la noche, en el Oracle Arena, los Warriors mostraron una excelsa versión de su juego con nuevamente Mike Brown en el banco. Los dueños de casa pasaron algunos sobresaltos, pero no tuvieron su liderazgo en dudas para vencer a Utah por 115-104, logrando así ponerse 2-0 en la serie de semifinales de conferencia oeste.

El primer cuarto fue letal para las aspiraciones del Jazz. El equipo de Quin Snyder no pudo quebrar una excelente labor defensiva del local, liderada por Draymond Green. El ala-pívot no sólo fue vital con su marcaje, pero también sobresalió en ataque. El candidato al defensor del año encestó cuatro de sus cinco intentos desde lejos para sumar doce puntos. Además Golden State tuvo once de sus catorce lanzamientos asistidos para lograr un parcial lapidario de 35-13.

Desde entonces, el trajín del partido fue casi siempre el mismo. A base de rachas y aprovechando la constante rotación del dueño de casa, Utah se fue acercando principalmente gracias a Gordon Hayward (33) y Rudy Gobert (16 puntos y 16 rebotes). Pero, cuando Golden State sentía que podía perder el mando, tomó distancias de doble-dígitos a partir de sus tiradores.

A pesar de un susto por la rodilla izquierda de Draymond Green (una caída en el último cuarto que lo hizo dejar la cancha por varios minutos), la noche de Golden State fue perfecta. El ala-pívot cerró la planilla con 21 tantos (cinco triples), siete rebotes, seis asistencias, cuatro robos y una tapa. En tanto, Kevin Durant también brilló con 25 puntos y 11 pelotas ganadas en los tableros para un doble-doble. Además, volvieron a ser importantes Stephen Curry (23), Klay Thompson (14) y Andre Igoudala (10).

La mejor noticia para Golden State pensando en el resto de la postemporada fue su juego colectivo. 32 de los 42 tiros encestados por el local tuvieron una asistencia, lo que habla de un gran movimiento de pelota para mantener descolocada a la defensa rival y poder hacer valer la capacidad matadora de sus jugadores.

En cuanto a Utah, Snyder se pudo retirar con algunos puntos interesantes de California. Después del baile en el primer juego y tras un período inicial demoledor, el combinado de Salt Lake ganó los siguientes dos parciales (32-27 y 35-32), mientras que apenas perdió el final (22-23). Si en su casa llega a hacer valer su ritmo, puede llegar a sorprender a Dub Nation. Para ello deberá estar más enfocado en el arranque, cuando salga a jugar el próximo sábado desde las 21hs.