Se define en Los Ángeles

Se define en Los Ángeles

Los Clippers vencieron 98-93 al Jazz a domicilio e igualaron en tres la serie de primera ronda de Playoffs. Chris Paul anotó 29 puntos, mientras que DeAndre Jordan logró un doble-doble. La definición será el próximo domingo (16:30) en la ciudad californiana.

Con los triunfos de Washington y Chicago, todo parecía indicar que este viernes finalizaría la primera ronda de los Playoffs. Sin embargo, la historia no acabó. Los Clippers dieron el batacazo en la casa del Jazz, logrando un triunfazo por 98-93 sin Blake Griffin para igualar la serie en tres. Así habrá un séptimo juego en Los Ángeles el próximo domingo.

El equipo de Doc Rivers lo ganó por tener un mayor ímpetu. En un juego muy parejo y plagado de errores ofensivos por parte de ambos, la visita mostró una mejor defensa. El elenco californiano tan sólo permitió 48 puntos en la segunda mitad, ejerciendo una gran presión sobre la pasiva rotación de pelota del Jazz y evitando que la misma llegue a la pintura.

En el ataque, Chris Paul y DeAndre Jordan fueron letales. El base manejó los hilos de la ofensiva tanto con sus buenos lanzamientos (29 puntos) como sus pases (ocho asistencias). En tanto el pívot hizo gala de su oficio en la pintura, logrando encajar 18 tantos y, sobre todo, consiguiendo 18 rebotes vitales (cuatro ofensivos) para darle más chances a su equipo. Además, Austin Rivers (13), Luc Mbah a Moute (13) y Jamal Crawford (12) tuvieron buenas apariciones.

En Utah llovió sobre mojado. A la pésima noticia de no poder finiquitar la serie en casa, se le sumó una nueva lesión del francés Rudy Gobert. Quedando dos minutos en el encuentro, el pívot (15 puntos y nueve rebotes) sufrió una nueva torcedura de su tobillo derecho al ir por un rebote y prácticamente quedó descartado del séptimo juego.

El conjunto dirigido por Quin Snyder falló ofensivamente, más allá de tener superlativas presencias ofensivas de Gordon Hayward (31) y George Hill (22). Joe Ingles no pudo anotar en el juego, mientras que Joe Johnson (9) y Rodney Hood (4) estuvieron lejos del nivel mostrado en los cotejos anteriores, produciendo una clara merma en el ataque local.

El domingo 30 de abril a las 16:30 se jugará el séptimo y definitorio juego. Los Clippers tendrán las de ganar ya que llegan en un mejor momento luego del triunfo reciente y además poseerán la chance de jugar nuevamente ante su gente. Por su parte Utah ya mostró en encuentros pasados que tiene con qué para dar el único batacazo de la primera fase. Mientras tanto, Golden State espera relajado para saber quién será su próximo rival.

Compartir