Reaccionó en su ‘peor’ momento

Golden State se encontró por detrás en el marcador ante Utah en su primera visita a Salt Lake este sábado. Sin embargo, el equipo demostró su poderío en el último cuarto para vencer 102-91 y ponerse 3-0 en la serie.

Casi 110 minutos tuvieron que pasar en la serie para que Utah pueda ponerse en ventaja parcial durante un partido ante Golden State. Y si bien el Jazz, ante su gente, llegó a estar al frente en el tercer partido del cruce a seis minutos del final, el mejor equipo del oeste volvió a demostrar su nivel para vencer 102-91, consiguiendo así una ventaja de 3-1 este sábado por la noche.

Al igual que en el inicio de los anteriores encuentros entre sí, Golden State tomó su ventaja máxima al comienzo del match. El quinteto inicial estuvo certero, aunque no tanto de larga distancia, y Andre Igoudala se sumó al buen pasaje para tomar una ventaja de 13 puntos en el segundo cuarto.

Sin embargo, Utah reaccionó por su ritmo. El equipo de Quin Snyder no corrió la cancha, sino que hizo gala de su ofensiva lenta, pero no por eso menos efectiva. Dominando los tiempos, aprovechando el juego en la pintura y marcando bien a los excelsos tiradores rivales, un tiro libre de Rudy Gobert a segundos del cierre de la primera mitad permitió el favorable (y tan esperado) 50-49 para ir al descanso al frente.

La ventaja del local duró casi todo el tercer cuarto, gracias a Gordon Hayward. En malos pasajes de ambos equipos, el alero mostró su calidad de estrella conectando dos bombazos y sumando doce puntos en el parcial. Pero, un doble de Igoudala le dio a Golden State la chance de ingresar a la última docena de minutos con una ventaja de 72-70.

La paridad del partido se mantuvo hasta que el poderío de ambos equipos relució a seis minutos del final. Un Kevin Durant encendido lideró la carga de Dub Nation, que acertó 10 de los 18 lanzamientos efectuados en el cuarto. A diferencia de la visita, Utah tan sólo conectó en cinco oportunidades y eso dejó sin chances al elenco de Quin Snyder, que quedó contra las cuerdas tras el 109-98.

Kevin Durant fue, sin duda alguna, la gran figura del partido. Más allá de su gran aporte en el último cuarto, anotó 38 puntos en todo el encuentro y acompañó con 13 rebotes para un doble-doble. En tanto Stephen Curry (23) y Andre Igoudala (11) también fueron importantes para la ofensiva californiana.

Utah necesitará de un verdadero milagro para pasar de ronda. En lo que va de la historia de la NBA, ningún equipo pudo avanzar tras encontrarse 0-3 en la serie. Si bien Hayward (29) y Gobert (21 puntos y 11 rebotes) estuvieron a tono con lo que el partido necesitaba, la banca del local tan sólo combinó 10 puntos y, a diferencia que ante Los Ángeles Clippers, eso lapidó las chances de triunfo.

El cuarto juego de la serie será el próximo lunes, cuando se enfrenten desde las 22hs y con transmisión de Deportv.