Lo dejó en silencio

El esfuerzo de Utah no fue suficiente para tapar el sobresaliente primer cuarto de Golden State (39-17). El conjunto de la Bahía barrió la serie (4-0), luego de ganar por 121 a 95, de visitante.

El dinámico estilo de juego de los Warriors es tan efectivo que puede definir un partido en pocos minutos. Una prueba contundente fue el primer cuarto del juego 4, el cual finalizó con un parcial de 39-17 a favor del primer pre-clasificado de la Conferencia del Oeste.

Stephen Curry (14 puntos, dos triples), Klay Thompson (ocho unidades) y Draymond Green (siete y cuatro asistencias) comandaron el categórico inicio del encuentro por parte de la franquicia de la Bahía. El trío finalizó con 27, 14 y 17 tantos (el ala pivote también bajó once rebotes, recuperó dos pelotas y repartió diez pases gol), respectivamente.

Los Jazz demostraron su sacrificio por alargar la serie, sobre todo con una racha de 35 a 21 en el segundo período. Sin embargo, el anfitrión achicó la desventaja solamente hasta cinco puntos, tras los primeros 4:25 del inicio de la segunda mitad. Los once triples evitaron que Golden State pasara por mayores dificultades.

De esta manera, el elenco dirigido por Mike Brown, DT interino (Steve Kerr se está recuperando de un inconveniente en la espalda), llega a las Finales de la Conferencia del Oeste por tercera vez al hilo, luego de haber ganado todos los partidos de los Playoffs 2017.

Además, los Warriors tendrán varios días para prepararse de cara a la segunda instancia más importante de la temporada porque todavía no se definió el ganador de la serie entre San Antonio y Houston (están empatados 2-2). El juego cinco del clásico texano se llevará a cabo este martes a las 21 (transmite ESPN), en el AT&T Center.