Hicieron ruido en Los Ángeles

Utah dio el batacazo: venció 104-91 a domicilio a los Clippers y se quedó con el boleto a semifinales de conferencia. El equipo de Quin Snyder mostró una mayor intensidad durante toda la tarde, justificando así su pasaje a la siguiente instancia. Su próximo rival, durísimo: Golden State Warriors.

En la previa, si uno se basaba en condiciones, todo estaba dado para que los Clippers logren su boleto a las semifinales de conferencia. Los dirigidos por Doc Rivers tenían la localía, venían de ganar un importantísimo sexto juego y, además, el Jazz no tenía en condiciones físicas al francés Rudy Gobert.

Sin embargo, todo esto no importó en la tarde del domingo. Utah dominó a su rival de principio a fin con una mayor intensidad y con menor pánico escénico. El Jazz mostró un mejor nivel colectivo de la mano de un vital Gordon Hayward (26 puntos y ocho rebotes en 42 minutos) para vencer 104-91 en el Staples Center. Así será rival de Golden State Warriors en la próxima instancia.

Después de un primer cuarto parejo (24-24), el Jazz fue mejor en todo rubro del juego. La falta de nivel de Gobert (un punto, cuatro rebotes y seis faltas en 13 minutos), la suplió un importantísimo Derrick Favors. El pívot peleó el mano a mano con DeAndre Jordan (24 puntos y 17 rebotes), que fue el único aportador consistente de los Clippers. El interno del Jazz sumó 17 tantos y 11 pelotas en los tableros durante casi 30 minutos. También fueron importantes los ingresos de Rodney Hood (11) y Joe Johnson (10).

Los Clippers no ejercieron una buena protección en la defensa, y permitieron 56 de los 104 puntos de Utah. Esto fue devastador para unos angelinos que se llegaron encontrar 21 puntos por debajo de sus pares y sin grandes chances de remontada. Aún así, Crawford y Pierce tiraron del carro que ya empujaban Jordan y Chris Paul. El base intentó ayudar a sus compañeros con sus asistencias, pero la falta de consistencia defensiva imposibilitó el objetivo, más allá de que el equipo llegó a achicar a un margen de nueve puntos.

El triunfo del Jazz marcó dos puntos importantes. El primero de ellos es que avanzó a semifinales de conferencia y empezará su cruce con los Warriors el próximo martes en Golden State. El otro es que Paul Pierce dijo adiós a la NBA a sus 39 años y tras 19 temporadas como profesional. En el camino, fue campeón de la NBA en 2008 con Boston Celtics y 11 veces electo para Juegos de las Estrellas. Además tuvo pasos por los Brooklyn Nets y los Washington Wizards.