A la altura de las expectativas

Golden State no bailó a Utah, pero sí tuvo el control del primer juego de la serie para vencer por 106-94. Draymond Green volvió a ser la gran figura del equipo de Oakland. El jueves se volverán a ver las caras.

Después de barrer a Portland (4-0) en la primera fase, Golden State debió esperar casi once días para volver a tener acción en los Playoffs de la NBA. Este martes, el equipo que dijo presente en las últimas dos finales (campeón en 2015) jugó nuevamente, esta vez en su casa y ante Utah por las semifinales de conferencia. El elenco de Oakland venció por 106-94 para conseguir el primer punto de la serie.

En cuanto al desarrollo del partido, Golden State tuvo el dominio en gran parte de los 48 minutos. Salvo una leve ventaja de Utah en el primer cuarto, el conjunto dirigido por Steve Kerr fue capaz de lograr varias rachas a partir de su matadora capacidad de lanzamiento combinada con el necesario sacrificio defensivo.

Draymond Green volvió a ser un eslabón vital en un equipo ultra ofensivo. La defensa del ala-pívot sobre figuras como Rudy Gobert (13) y Derrick Favors (4) fue clave, mientras que también hizo una excelente labor a la hora de los rebotes, tanto quedándose con ocho de ellos como ayudando con el ‘box-out’ para no permitir que sus rivales lo agarren. Además, el interno sumó 17 puntos, seis asistencias, dos robos y dos tapas.

Otro hombre importante fue Andre Igoudala. El ex Philadelphia ingresó a cancha 20 minutos (más tiempo que ante Portland) para evitar que las figuras Gordon Hayward (12) y Joe Johnson (11) puedan brillar en la pintura. Cuatro puntos del alero acompañaron la gran noche de Stephen Curry (22), Klay Thompson (15) y Kevin Durant (17).

Por su parte, el equipo de Quin Snyder no pudo ajustar su juego a lo que va a enfrentar en esta ronda. Más allá del excelso nivel de los Warriors, el Jazz todavía seguía jugando al ritmo que enfrentó a los Clippers (4-3), un equipo mucho más físico en la pintura, sin tantos tiradores. Esa modificación será importante pensando en el segundo juego.

La historia continuará el próximo jueves. Desde las 23:30 y con transmisión de ESPN, la acción volverá a tomar lugar en el Oracle Arena.