Una Barba incontrolable

Los Rockets se impusieron en un partidazo al Thunder 115-111 y están 2-0 en la serie de primera ronda de Playoffs. Harden (35) y Gordon (22) fueron los grandes líderes del conjunto texano, mientras que Russell Westbrook logró un triple-doble para los visitantes. Los próximos dos juegos serán en Oklahoma.

Después de la demolición en el primer juego, Houston esperaba repetir el resultado en el segundo encuentro de la serie ante Oklahoma. Y si bien este miércoles por la noche logró ponerse 2-0 en la serie, el conjunto texano tuvo que sudar la gota gorda para imponerse en un verdadero partidazo por 115-111.

El equipo de Mike D’Antoni mostró ser mejor como en el primer encuentro. Houston tuvo 20 asistencias en sus 37 anotaciones de campo, siendo James Harden su máxima figura con 37 puntos, ocho asistencias y cuatro rebotes. También se destacaron Eric Gordon (22) y Louis Williams (21) desde el banco.

Por el lado de la visita, Russell Westbrook logró un nuevo triple-doble: 51 puntos, 10 rebotes y 13 asistencias, además de cuatro robos y una tapa. Sin embargo, el base mostró cierto egoísmo en el juego, registrando 43 de los 97 lanzamientos de campo de Oklahoma en el juego y anotando tan sólo 17 de ellos.

El Thunder salió decidido a dar el batacazo en territorio ajeno de la mano de un imparable Russell Westbrook. El base encabezó todo ataque de una visita que rápidamente sacó ventaja de doble dígito, con una distancia máxima de 15 puntos. Con el quinteto titular incómodo, Houston debió recurrir a sus suplentes para conseguir respuestas. Williams aportó ocho puntos, mientras que Gordon y Nené también sumaron para un 35-26 tras doce minutos.

Los vestidos de celeste siguieron fuertes en el segundo parcial a partir de la distribución de pelota de Westbrook, complementado por el buen trabajo defensivo en la pintura de Kanter. El pívot aportó tres de las cinco tapas del equipo en el tramo, mientras que Russ repartió seis asistencias, con McDermott como principal destinatario. Más allá de las tapas rivales, Houston se mantuvo en partido gracias a una buena pentración constante que le dio la chance de sumar 10 puntos desde la línea. Así Oklahoma se fue al descanso arriba 68-62.

En la segunda mitad los buenos números de Westbrook taparon la falta de trabajo en equipo que el ‘0’ tuvo. Russell sumó 10 puntos en el parcial, pero tomó 10 de los 21 lanzamientos del elenco visitante. Esto motivó a Houston a doblar su marcaje, mientras que en ataque llegaron las respuestas de Harden, quien también sumó 12 tantos en la docena. Así el local se acercó a un 89-86.

Ese estilo de juego de Westbrook demolió las aspiraciones de Oklahoma en el último cuarto. El base anotó tan sólo cuatro de 18 intentos al aro, siendo varios de ellos apurados y con errores letales en los últimos minutos. Gordon ayudó a la levantada de Houston con dos triples vitales, mientras que Beverley y Harden fueron matadores con su penetración. Un parcial de 10-0 a tres minutos del final sentenció el juego, que luego acabaría con un 115-111, resultado más apretado de lo que el juego presentó.

Con un 2-0 en la serie, la misma se trasladará a Oklahoma para su continuidad. El primero de los dos juegos en la ciudad del sexto del oeste se disputará el viernes a las 22:30 y con transmisión de ESPN.