Oklahoma City Thunder: Tiene que rodear a Westbrook

Después de una histórica temporada del base, la franquicia necesita encontrar piezas que le permitan volver a estar entre los mejores equipos de la liga. ¿Llegará Blake Griffin?

8304812
El ala-pívot es el principal objetivo de la dirigencia (TheFranchiseOk).

No fue una temporada fácil para el Thunder. El 4 de julio del 2016 marcó el fin de una era para la franquicia luego de la decisión de Kevin Durant. El talentoso y tan amado alero decidió dejar Oklahoma para sumarse a Golden State Warriors, donde luego consiguió su ansiado objetivo: ser campeón de la NBA.

A la par de su salida, otro jugador vital como Serge Ibaka fue traspasado a Orlando (luego partió a Toronto) para fichar a Víctor Oladipo. El ayuda-base no tuvo números descollantes, pero cumplió al promediar 15,9 puntos por encuentro, además de 4,3 rebotes, 2,6 asistencias y 1,2 robos a sus 25 años.

Sin embargo, el gran foco de la temporada pasó por Russell Westbrook. Sediento de venganza por la traición de Durant, quien manifestó que el armador no era muy profesional, Russ tuvo un nivel histórico. Registró 42 triples-dobles en la fase regular, volviendo así el mejor en el rubro y superando a Oscar Robertson. Además, al igual que el Gran O, promedió una triple decena por partido con 31,6 puntos, 10,7 rebotes y 10,4 asistencias, todas marcas máximas en su carrera.

A la hora de los Playoffs, etapa a la cual el equipo accedió con el sexto puesto para enfrentar a Houston en la primera ronda, el plantel dejó bastante que desear. Westbrook la rompió, Oladipo sumó en defensa, pero el resto de los jugadores mostró muchísimos puntos flacos, haciéndose imposible evitar la eliminación por 4-1. Inclusive, la serie se dio más pareja de lo esperado.

Por eso el foco para la directiva es claro: rodear mejor a Westbrook. Billy Donovan encontró buenos puntos en Oladipo, Doug McDermott (quien llegó desde Chicago a mitad de temporada a cambio de Cameron Payne) y Andre Roberson. Además, Steven Adams volvió a ser un pívot interesante, mientras que Enes Kanter no justificó su excelente paga.

La principal decisión pasará por dejar ir a uno de los pívots para generar espacio salarial y así poder fichar una estrella que ayude a olvidar (un poco) la ausencia de Durant. Sobre el cierre de la campaña, Blake Griffin consideró volver a su ciudad natal luego de que en junio de este 2017 se acaba su contrato con los Clippers.

Por otro lado, un ex Oklahoma podría parecer una buena opción. Luego de la buena letra de Oladipo, Dion Waiters vuelve a ser agente libre y ésta vez lo hace tras una muy positiva temporada con Miami Heat. Como sexto hombre podría sumarle mucho al plantel de Donovan.