Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Los Blazers se sacaron un peso de encima

Portland volvió a festejar de visitante en una postemporada después de tres años tras imponerse por 111-98 al Thunder. El equipo de Terry Stotts logró la tan ansiada victoria a través de un gran trabajo defensivo. Con un 3-1 a su favor, buscará cerrar el pleito en casa.

Foto: Getty Images.

Después de pasos fugaces por las postemporadas del 2017 (0-4 vs Warriors) y 2018 (0-4 vs Pelicans), los Trail Blazers volvieron a conseguir un triunfo como visitantes luego de tres años. Tras caer en la primera presentación en Oklahoma, los dirigidos por Terry Stotts mostraron una actittud totalmente diferente en la noche de este domingo de Pascuas para imponerse por 111-98 y quedar a un paso de las semifinales de conferencia.

La visita logró el festejo, principalmente, gracias a su trabajo defensivo. Oklahoma clavó quince triples en el juego, cuatro ellos de su figura, Paul George (32 puntos, 10 rebotes y seis asistencias), pero estuvo lejos de complicar a su rival por la falta de constancia ofensiva. Russell Westbrook (17-9-7) volvió a bordear el triple-doble, pero tuvo un flojo 6/21 de campo que le imposibilitó acompañar al ex Pacers como en el tercer juego. A la par, Dennis Schroder (17) apenas cumplió con un 50% de campo.

Portland llegó a gozar de una ventaja máxima de 19 puntos en el tercer cuarto y supo reponerse a tiempo al padecer una racha de 15-4 sobre el final del juego. Una asistencia a tiempo de Enes Kanter (8-10-3) para Maurice Harkless (15 y 10) cortó con la sequía, alejó al equipo de Stotts a siete unidades y desde entonces supo administrar el juego ofensivo para festejar. Damian Lillard volvió a ser clave (24 puntos y ocho asistencias), mientras que C.J. McCollum (27) fue el máximo anotador del elenco.

El conjunto ‘Trail Blazer’ intentará liquidar la historia el próximo martes, cuando reciba al Thunder desde las 23:30. De no lograrlo, retornará al Chesapeake Energy Arena en la noche del jueves en pos de sentenciar su boleto a la siguiente instancia. Si lo logra, en cualquiera de los próximos tres juegos, enfrentará al ganador del cruce entre Denver y San Antonio, el cual está 2-2.