En cohete a las semis

Houston venció 105-99 a Oklahoma y se quedó con la serie por 4-1. La visita no hizo un mal partido, pero nunca le encontró la vuelta al local cuando Westbrook (47) salió de la cancha. El elenco texano espera por San Antonio o Memphis.

Este martes por la noche se conoció el tercer clasificado a las semifinales de conferencia en los NBA Playoffs. El duelo de MVPs terminó siendo para James Harden, ya que Houston venció en su casa 105-99 a Oklahoma para sentenciar la serie con un 4-1.

El local la tuvo complicada ya que Russell Westbrook volvió a brillar para una visita que le faltó acompañar al destacado base. El armador tuvo otra noche increíble, aportando 47 tantos y 11 rebotes, además de nueve asistencias. Con él en cancha (195 minutos), el Thunder anotó 15 puntos más que su rival, mientras que cuando descansó (45 minutos) Houston logró un diferencial de 56 tantos.

Y fue en esas mermas sin Russ cuando Houston volvió a sacar diferencia en el quinto encuentro. El combinado texano tuvo una gran performance de sus perimetrales, que fueron letales con las penetraciones para forzar 39 tiros libres, de los cuales anotaron 33. James Harden fue la figura de los Rockets con 34 tantos, ocho rebotes y cuatro asistencias, mientras que Lou Williams (22), Patrick Beverley (15) y Nené (14) también se destacaron.

Con el boleto asegurado, Houston espera por el ganador de la serie entre San Antonio y Memphis que, como mínimo, tendrá un sexto partido. Serán, al menos, cuatro días de descanso antes de visitar al equipo del argentino Emanuel Ginóbili o recibir al de Mike Conley.