El fichaje de una era

Un año después de su llegada a Golden State, Kevin Durant hizo su sueño realidad jugando a ese nivel que mostró durante sus mejores épocas en Oklahoma. En tanto, Russell Westbrook asumió el total protagonismo en el Thunder.

Durant y Westbrook
Kevin Durant, campeón con Golden State y MVP de las Finales 2017, y Russell Westbrook, MVP de la temporada regular 16/17 (Foto: Getty Images).

El 4 de julio de 2016, Kevin Durant explicó su motivo por el cual se sumó a los Warriors en una carta publicada en el sitio web de Estados Unidos, The Players’ Tribune. Su decisión generó controversia en la NBA debido a la disparidad entre los equipos de la liga. Asimismo, los hinchas de Oklahoma descargaron su furia quemando la camiseta 35.

Sin embargo, el alero de 2m06 no se despistó de su meta para la temporada 16/17: salir campeón por primera vez en su carrera. El oriundo de Texas jugó a un nivel superlativo a lo largo de la fase regular porque promedió 25,1 puntos, 8,3 rebotes, 1,1 robos, 1,6 tapas y 4,8 asistencias en 33,4 minutos por partido.

Y para coronar la proeza, el jugador de 28 años fue elegido como el MVP de las Finales, debido a que encestó más de 30 unidades en cada uno de los cinco juegos de la serie, frente al mismo equipo que le arruinó la fiesta a Golden State un año antes, los Cleveland Cavaliers de LeBron James.

Es por eso que Durant tiene sed de defensa del título, además de contar con varios de los mejores jugadores del momento en el mismo plantel (Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Andre Iguodala). A 364 días de su polémica elección para el futuro de su carrera, renovó el contrato con el conjunto de la Bahía por un total de 53 millones de dólares en las próximas dos temporadas (26,5 por cada una).

Ahora, el Thunder se quiere vengar de KD, por lo tanto intercambió con Indiana a Paul George, por Víctor Oladipo y Domantas Sabonis. El alero deja los Pacers tras siete campañas, con el fin de regresar a la franquicia a los primeros lugares del Oeste junto con Russell Westbrook, el Jugador Más Valioso de la 16/17. El base de 1m90 se convirtió en el jugador con más triple-dobles en una fase regular (42), después de cosechar una media de 31,6 tantos, 10,7 tableros y 10,4 pases gol en 34,6 minutos por encuentro.