Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Denver reaccionó de la mano de Murray e igualó la serie

Los Nuggets llegaron a perder por 19 puntos, pero de la mano de un letal Jamal Murray lograron vencer 114-105 a los Spurs. El jueves iniciará la tanda de dos juegos en San Antonio.

Murray clavó 21 de sus 23 puntos en el último cuarto. Foto: Getty Images.

El recambio hizo que San Antonio se vuelva un equipo de rachas, que todavía no tiene la solidez necesaria para mantener un gran nivel durante todo un juego, y eso volvió a quedar expuesto este martes por la noche. El equipo de Gregg Popovich venía haciendo las cosas bien, pero se desmoronó en la segunda mitad y le dio a Denver, que parecía perdido, la chance de remontar una desventaja de 19 puntos para imponerse por 114-105. De esta manera, el cruce quedó igualado en uno.

El conjunto vestido de negro había arrancado la noche en un gran nivel, sobre todo en el costado defensivo. A pesar del tempranero problema de faltas de DeMar DeRozan (31 puntos y siete rebotes), gracias a la solidez del par interno de LaMarcus Aldridge (24-8-3) y Jakob Poeltl (cinco tantos y ocho rebotes) como de Derrick White (17) en el perímetro, el equipo estableció una base en el marcaje que desencajó a su rival. Así, llegó a gozar de su ventaja máxima en el inicio del segundo período.

Sin embargo, el equipo de Popovich recibió un aviso de que no podía bajar la guardia sobre el final de la primera parte. El ingreso del tridente Mills-Belinelli-Gay bajó el rendimiento defensivo del elenco texano, dándole al local la chance de acercarse a través de la pareja integrada por Gary Harris (23) y Nikola Jokic (21-13-8). De esta manera, el dueño de casa achicó al 59-49 con el que fueron al descanso.

El problema para San Antonio empezó en la segunda mitad, cuando no pudo encontrar una ofensiva por fuera de sus estrellas. Las malas decisiones y pérdidas se empezaron a acumular, mientras la visita luchaba por quebrar el muro defensivo rival para tener la chance de igualar la serie. A pesar que el ritmo quedó a favor del local, el equipo de Pop se fue a la última docena de minutos con un favorable 82-75.

Esa falta de respuestas en ataque se sumó a otro gran problema que terminó de decantar el partido a favor del dueño de casa: Jamal Murray (24). El base había arrastrado un 0-8 de campo en los primeros tres cuartos y no había sido parte de aquella levantada en la primera mitad. Pero, como si fuese fácil, se encendió y acertó ocho lanzamientos consecutivos, incluyendo tres triples, para quebrar el juego. Dos de esos tres bombazos llegaron en jugadas consecutivas, a dos minutos del final, cuando Denver se alejó a nueve (110-101). Desde entonces, San Antonio no tuvo reacción y no pudo evitar su caída.

https://twitter.com/IsolationNBA/status/1118354659465469952

De esta manera, Denver cortó una racha de siete derrotas consecutivas por Playoffs en casa frente a este rival y puso el 1-1. El próximo par de juegos será en San Antonio: jueves a las 22hs y sábado a las 18:30. La vuelta al Pepsi Center, que ya es obligatoria, será el martes, con horario a confirmar.