Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Un back-to-back ideal

En la noche siguiente al triunfo en Washington, Orlando le ganó en casa a Phoenix por 128 a 114. Aaron Gordon (32 y cinco) y Evan Fournier (21 y tres) combinaron 53 puntos y ocho triples.

El Magic encontró un poco de regularidad en dos partidos en noches consecutivas. Luego de llevarse una importante victoria de la cancha de los Wizards, el conjunto de Florida superó en condición de local a los Suns, que jugaron el segundo encuentro de su gira.

El elenco de Steve Clifford logró el quiebre en el marcador entre los últimos 5m18s del segundo cuarto, y el cierre del tercero. La buena efectividad en los tiros de campo (57,6%), y especialmente en los triples (14-25), fue determinante al concretar un parcial letal de 53 a 36.

Evan Fournier siguió en un gran nivel ofensivo, esta vez sumando 21 unidades (9-15 en tiros de campo) y tres aciertos detrás del arco. También, Aaron Gordon lo acompañó con su versatilidad como principal arma (32, 13-15, cinco, cinco rebotes y cinco asistencias).

Otro factor importante para conservar la ventaja fue el gran aporte de la segunda unidad (48 tantos). Terrence Ross (22, 3-6 en tiros externos y dos robos), D.J. Augustin (11, 1-4 y siete pases gol) y Mo Bamba (10, 2-2, 11 tableros y cuatro bloqueos) lideraron a los suplentes del dueño de casa. Por otro lado, Markelle Fultz (13 y cinco asistencias) mostró una regularidad en su desempeño como base titular.

 

Con este resultado, Orlando extendió su récord a 10 triunfos y 11 derrotas, manteniéndose así en el octavo puesto del Este. Su próximo rival será nuevamente Cleveland (fuera de casa), este viernes a las 21 horas. En cambio, Phoenix (9-11) continuará esta noche con la gira de visitante a las 22, en New Orleans.