Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Los Bucks volvieron a ganar sin su gran estrella

Milwaukee venció 111-102 a Orlando y cerró la semana con dos triunfos en noches consecutivas, pese a la ausencia de Giannis Antetokounmpo.

La semana navideña fue positiva, aunque no justamente fácil para los Milwaukee Bucks. El equipo de Mike Budenholzer abrió su paso por el microciclo con una dura caída ante los Philadelphia 76ers (109-121) en la jornada festiva, mientras que Giannis Antetokounmpo cerró el encuentro con molestias en la espalda, por lo que quedó marginado de los siguientes dos juegos.

Los otros dos encuentros llegaron en noches consecutivas ante rivales que, para el nivel del líder del este, son accesibles. El viernes venció cómodamente a los Hawks (6-27), en Atlanta, por 112-86; mientras que este sábado retornó a casa para imponerse al Orlando Magic (14-18) por 111-102. Así, firmó una marca de 29-5, que todavía lo mantiene lejos de sus inmediatos perseguidores, el Miami Heat (24-8) y los Boston Celtics (22-8).

Como todo equipo que juega en dos noches consecutivas, Milwaukee se mostró inconstante en ambos lados de la cancha. Eso le permitió a Orlando, que también había jugado el viernes, mantenerse en partido durante la primera mitad, principalmente de la mano del tándem integrado por Evan Fournier (23) y Nikola Vucevic (21 tantos y ocho asistencias). Así, tras un buen arranque del local con un primer período favorable de 37-25, se fue al descanso con un menor margen de 56-46.

En el tercer cuarto se vio lo peor del local en la noche. Apenas unos chispazos de Khris Middleton (21 puntos, siete asistencias y cinco rebotes) fueron lo positivo para unos Bucks que quedaron a merced de sus rivales. A partir de los triples de Vucevic, Fournier y D.J. Augustin (12), los visitantes llegaron a achicar el margen a cuatro unidades, pero siempre el alero estelar apareció para rescatar a los suyos y mantenerlos al frente (78-74).

Para alegría del local, en el último cuarto apareció el turco Ersan Ilyasova (17 puntos, 14 rebotes y cinco asistencias) para llevar al equipo al triunfo. El ala-pívot conectó dos de sus cinco triples (5/6 en 3PT) en el parcial, mientras que impulsó al resto del equipo a recobrar la confianza y afinar la puntería desde lejos. El resto del equipo acertó cinco bombazos, contra apenas dos del rival, para firmar el triunfal 111-102.

Ambos equipos volverán a jugar su último partido del 2019 en la jornada del lunes. Los Bucks viajarán a Chicago para medirse con los Bulls a las 22hs, mientras que los de Florida regresarán a casa y buscarán la recuperación ante los Hawks desde las 21hs.