Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

El Heat tuvo un paso arrollador por Cleveland

El equipo de Erik Spoelstra llegó a vencer por 27 puntos y, a pesar de un flojo último cuarto, superó a los Cavaliers por 108-97.

Un juego extraño tuvo lugar en el Rocket Mortgage Fieldhouse de Cleveland en la tarde-noche de este jueves. El dueño de casa llegó a perder por 27 puntos, pero estuvo cerca de complicar al Miami Heat, que acabó imponiéndose por 108-97.

La visita abrió el pleito en un altísimo nivel en ambos lados de la cancha. El equipo de Erik Spoelstra impuso su ímpetu a través de un gran marcaje, que derivó en salidas rápidas de contraataque para golpear en el otro costado. La ofensiva giró en torno a la figura de Kendrick Nunn (23 puntos, ocho asistencias y cinco rebotes) y Jimmy Butler (14 tantos y seis asistencias), mientras que cuando estos no estuvieron en cancha, Goran Drágic (9-3-7) los suplantó en un buen nivel.

https://twitter.com/IsolationNBA/status/1195156440522067968

A partir de este tridente, y la figura de Bam Adebayo (16 unidades, 15 rebotes y cinco asistencias), la visita llegó a mantener un 60% de efectividad de campo, además de tomar una distancia máxima de 27 puntos en el tercer cuarto. Una leve reacción del local, a partir de Kevin Love (21 puntos y 10 rebotes) auguró lo que nadie pensaba en el último cuarto (94-74).

Contra todos los pronósticos, el cierre se dio más parejo de lo esperado. Cleveland defendió con uñas y dientes a lo largo de los primeros siete minutos, dejando a su rival sin oportunidades de anotar. A través de su ala-pívot estrella, como también de las penetraciones de Collin Sexton (15), el elenco dirigido por John Belein llegó a achicar a diez puntos (100-90) a falta de cinco minutos para el final.

Pero, en su peor momento de la noche, el Heat reaccionó. El esloveno Drágic volvió a tomar las riendas de la ofensiva, primero con una penetración propia y luego con buenos pases para que el tridente de Butler-Nunn-Adebayo se amigue con el aro. A la par de esto, Cleveland pasó los últimos 90 segundos del encuentro sin anotar un sólo tiro de campo, lo que conspiró en su contra en pos de evitar la derrota.

Así, Miami finalizó la jornada con una marca de 8-3, válida para ser escolta de los Boston Celtics (9-1) junto a los Toronto Raptors. Por su parte, Cleveland sumó su segunda derrota en fila y acabó con un 4-8 que lo bajó al décimo puesto de la conferencia del este.

Los de Florida volverán a jugar el sábado, cuando visiten a los Pelicans en Nueva Orleans desde las 22hs. Por su parte, los Cavaliers viajarán a Philadelphia en la jornada del domingo para chocar con los Sixers a las 17hs.