Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Tirar de lejos no fue una opción

Oklahoma y Charlotte combinaron un pobrísimo 12 de 70 en tiros de tres puntos, protagonizando así el encuentro con mayor ineficacia externa de la temporada. Pese a esto, el Thunder venció 104-102 en la casa de su rival en un tiempo suplementario.

Desde el inicio del Siglo XXI, el básquetbol profesional de alto rendimiento permutó hacia un juego más completo, en el que prácticamente todo jugador necesita saber ser un buen tirador externo para poder jugar. Por esto, hay equipos que ya han volcado su juego estrictamente a lo externo, registrando la mitad de sus lanzamientos de campo desde esta distancia y combinando un promedio de 10 a 15 aciertos por encuentro.

Este viernes por la noche, en Charlotte, había una gran cantidad de jugadores capaces de ser certeros desde lejos, pero anduvieron con la mira torcida. Tanto los locales, los Hornets, como los visitantes, los Oklahoma City Thunder, estuvieron lejos de entrar en ritmo y combinaron así la peor noche triplera de la temporada: acertaron apenas 12 de sus 70 intentos, con ambos equipos por debajo del 20%.

En este marco, el elenco visitante supo ser un poco más constante ofensivamente para vencer a su rival. Sin dos hombres claves en el goleo externo como Danilo Gallinari y Mike Muscala, el elenco de Billy Donovan supo ingeniárselas para hallar el camino hacia una victoria por 104-102 en el Spectrum Center.

El equipo vestido de naranja halló las respuestas necesarias para el triunfo de la mano del tándem exterior formado por Dennis Schröder (24) y Shai Gilgeous-Alexander (27), mientras que el neozelandés Steven Adams hizo una buena labor interna para complementarlos (14 tantos y 12 rebotes). A partir de este tridente, Oklahoma llegó a gozar de una ventaja máxima de 16 unidades en la primera mitad y se fue al descanso con un favorable 53-43.

Sin embargo, durante la segunda mitad la visita falló sus 16 tiros lejanos y le dio al local la chance de remontar a través de la versatilidad de sus perimetrales. Terry Rozier III (26) fue el más efectivo de ellos, pero Devonte Graham (15 puntos, 13 asistencias y nueve rebotes) fue el que realmente se lució en el último cuarto para concretar la igualdad. El candidato al MIP se alió con Bismack Biyombo (10 y 10) y P.J. Washington (14) para achicar constantemente el margen, mientras que corrió toda la cancha en la última acción del tiempo regular para igualar la historia en 94. Así, el juego tuvo que decidirse en un suplementario.

El alargue tuvo a la visita como mejor equipo a partir de la experiencia de Chris Paul (16-7-6) para manejar el nerviosismo, hallar el camino hacia la pintura y ser certero desde la línea de tiros libres. Oklahoma arrancó el parcial con un 5-0 y desde entonces siempre estuvo al frente, aunque sufrió más de lo que esperaba por los tres triples que combinaron Rozier (por duplicado) y Graham en el tramo final.

De esta manera, el equipo de Billy Donovan cerró la jornada con un récord de 16-15 para mantenerse séptimo en el oeste. El equipo cerrará su paso por la semana en la jornada del domingo, cuando visite a los Toronto Raptors (21-10) desde las 20hs de Argentina.

Por su parte, Charlotte finalizó la jornada en el noveno puesto del este con un 13-21. El equipo de James Borrego buscará la recuperación el domingo, cuando visite a los Memphis Grizzlies (12-20) a las 22hs (televisado por NBA TV).