Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Aprovechó la ausencia de los europeos

Atlanta castigó a un Dallas que no contó con Doncic y Porzingis para el juego sabatino: 111-107.

Después de vencer a Orlando en la jornada del viernes, Dallas tuvo que volver a jugar este sábado, nuevamente fuera de casa, ante Atlanta. A diferencia del juego ante el Magic, el elenco de Rick Carlisle se presentó sin Luka Doncic, ni Kristaps Porzingis, y pagó caras sus ausencias, registrando una derrota ajustada por 111-107.

El elenco texano llegó a ilusionarse con la victoria en el primer cuarto, momento en el que tomó la mayor diferencia de la noche (16 puntos), además de liderar el parcial por 35-21. Ante la ausencia de las estrellas, Tim Hardaway Jr (32) y Seth Curry (22) encajaron 11 puntos cada uno durante el tramo, mientras que el goleo de la banca acompañó para conseguir esta impensada diferencia en el arranque.

Sin embargo, con el correr de la noche su nivel fue disminuyendo, mientras que Atlanta lo elevó. Dallas aguantó todo lo que pudo a través de sus perimetrales, como gracias a los aportes de Delon Wright (14) y Justin Jackson (10), pero jamás encontró respuestas en defensa para frenar a un rival que hizo lo que quiso en la pintura.

John Collins (35 puntos y 20 rebotes) aprovechó el error defensivo de la visita para ser la figura del partido, aliándose con Trae Young (25 tantos, 10 asistencias y seis rebotes) para llevar adelante distintos pick-and-rolls, como también recibir la pelota y castigar el poeste. Además, su juego fue bien complementado por el base, que sumó tres triples en ocho intentos, como también por parte de Cam Reddish, autor de 20 unidades durante la noche.

Un parcial de 34-21 en el último cuarto terminó de posibilitar la remontada de Atlanta. Dallas llegó a mandar por 13 en el tramo (90-77), pero una racha de 15-2 igualó la historia a 6:33 para el final. Pese al buen trabajo del par Hardaway-Curry para retener la ventaja, Young se la dio a los suyos gracias a un triple a 1:53 para el cierre (105-104).

Desde entonces, Dallas sólo pudo cosechar un triple (de Hardaway), mientras que John Collins acertó los últimos seis puntos del local para sellar la victoria.