Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Tiene un sueño para el fin de año

San Antonio aplastó a Detroit por 136-109 y podría cerrar el 2019 en el octavo puesto del oeste si le gana a Golden State, además de si se dan otros resultados.

Si bien el nivel de San Antonio dista de la élite del oeste, el equipo de Gregg Popovich tiene como meta implícita mantener la racha de clasificaciones a los Playoffs, por varias razones. Esto lo hace competir noche a noche, lo que favorece el desarrollo de sus jugadores jóvenes; le daría un mayor ingreso económico a la franquicia; y, sobre todo, porque quiere lograr su 23° clasificación al hilo, lo que significaría la mayor racha de la historia.

En el camino a ese objetivo, el equipo de Pop sumó un triunfo importante este sábado por la noche. Luego de la caída del jueves ante Dallas en el clásico, el elenco texano se recuperó en casa con una superlativa victoria sobre los Detroit Pistons por 136-109.

El equipo de la ciudad industrial volvió a sentir la falta de goleo por parte de sus titulares, sobre todo de Blake Griffin (12), y esto le complicó las chances de superar a su rival. El juego ofensivo lo intentó saldar a través del siempre rendidor Derrick Rose (24) y Andre Drummond (21-18-3).

El dueño de casa capitalizó esa flaqueza de su adversario con una ofensiva lenta, pero certera, que giró en torno a los cinco aciertos externos, en seis intentos, de LaMarcus Aldridge (25 puntos y 12 rebotes), como las penetraciones de DeMar DeRozan (29 tantos, cinco rebotes y ocho asistencias). El local también halló buen goleo por parte de Bryn Forbes (18-3-3), Dejounte Murray (13-4-5) y Rudy Gay (16).

De la mano de ellos, tuvo que batallar en la primera mitad para poder ir al descanso con un favorable 59-55 y luego montó un parcial de 42-25 en el tercer cuarto para sentenciar el partido. El local llegó a gozar de una distancia de 29 puntos en el último período, mientras que se dio el lujo de hacer varias jugadas estelares, como una buena conexión aérea para la volcada de Lonnie Walker IV (8).

Así, San Antonio tiene la chance de cerrar el 2019 en el octavo puesto del oeste. Con una marca de 13-18, necesitará que Portland (14-19) caiga en su juego del lunes ante Phoenix (lunes a la medianoche), lo que le allanaría el camino para recibir a Golden State (martes 31/12 a las 21hs) con la chance de ganarle y meterse entre los mejores ocho. Si Portland gana, o si cae y San Antonio tampoco puede con su rival, el elenco de Oregon será el que cerrará el año en la octava posición, pese a tener una derrota más.

Por el otro lado, Detroit (12-21) cerró la jornada sabatina a dos victorias del Orlando Magic (14-18), aunque desde el juego está muy lejos de su principal rival. El elenco industrial cerrará su paso por el 2019 con un juego ante el Jazz, en Utah, el lunes desde las 23hs.