¿Puede parar al mejor?

Cleveland visitará a Indiana este jueves desde las 20hs (ESPN) con la intención de ponerse 3-0 en la serie. El local deberá estar más firme en los momentos claves para quedarse con el primer juego en el Bankers Life Fieldhouse.

Este jueves comenzará el cambio de localías en la primera ronda de los Playoffs 2017. Después de cinco días de competencia, los ocho equipos peores posicionados en sus respectivas conferencias tendrán la chance de disputar tanto el tercer y cuarto partido de cada serie ante su gente. El primero de estos dieciseis juegos tendrá como protagonista a Cleveland (2° del este), que visitará el Bankers Life Fieldhouse de Indiana (7°) con una ventaja de 2-0.

El gran candidato de la conferencia logró la diferencia con juegos más parejos de lo que esperaba, pero con una real menor paridad de lo que los resultados demostraron. Si bien Cleveland tuvo un gran debe en defensa en la segunda fase regular, y también tuvo problemas para contener a Paul George como el resto del equipo en los dos juegos de la serie, el equipo de Tyrone Lue tuvo siempre la ventaja sobre su rival.

LeBron James mantuvo su nivel descomunal, mientras que Cleveland siempre tuvo un poco más que su adversario. Cuando se trató de cerrar los partidos, Indiana se topó con errores graves en la ejecución ofensiva, ya sea trasladando la pelota como lanzando bajo presión. Esto no lo padeció su rival, logrando así triunfos por 109-108 y 117-111.

El punto más fuerte del juego de Cleveland llegó el lunes. El tridente letal de Kyrie Irving, Kevin Love y LeBron James combinó 89 de las 117 unidades sumadas en el encuentro, con buenos porcentajes de eficacia y aportando los 20 puntos acumulados en los tiros libres.

En el segundo encuentro, Indiana bajó su nivel colectivo, sobre todo porque Monta Ellis (2) y Myles Turner (6) estuvieron lejos del nivel ideal, mientras que el apuro de Lance Stephenson (13) también dio faltas innecesarias.

La clave del juego de este jueves (20hs por ESPN) pasará nuevamente por la ejecución en los momentos definitorios. Paul George deberá volver a elevarse cuando el juego este por definirse, mientras que Cleveland buscará respuestas fuera de su tridente para controlar mejor al dueño de casa.