LeBron va por más

El Rey llegó a su séptima final consecutiva, la tercera junto a Cleveland Cavaliers. El alero tiene la puerta abierta para entrar al Top 40 de los jugadores que más anillos ganaron en la NBA.

lebron-james2-5-25-17
James se volvió una fija en las finales (NBA)

Si hubo una coincidencia entre todas las finales que se dieron entre el 2011 y hasta el 2017, fue la presencia de LeBron James. Ya sea con Miami (hasta el 2014) o con Cleveland (del 2015 a la actualidad), ganando o perdiendo, el destacadísimo alero siempre estuvo dando lo mejor de sí en las definiciones. A sus 32 años, El Rey demostró que es un futuro integrante del Salón de la Fama y, probablemente, uno de los mejores diez jugadores de la historia.

Pero, el oriundo de Ohio no se conforma. En esta edición del 2017, LeBron buscará hacerse con el cuarto anillo en su carrera para definitivamente ingresar al listado de los jugadores más ganadores en el rubro. Si lo hace, ingresará a un Top 40 que tiene en el 27° puesto a Emanuel Ginóbili, Tony Parker, Shaquille O’Neal, Vern Mikkelsen, Frank Saul, Bill Sharman, Jamaal Wilkes, Kurt Rambis, Robert Parish, Will Perdue, John Salley y Horace Grant.

Sus performances ante Golden State fueron las mejores de las siete. Ya sea por las lesiones de Irving y Love en 2015, o el papel protagónico en la remontada del 2016, el todoterreno mostró una madurez combinada con calidad que lo hacen un jugador que no aceptó discusiones. Puede gustar o no, pero promedió casi un triple-doble en cada juego incluyendo 30 puntos como mínimo.

Como Cleveland presenta un plantel más completo, LeBron tuvo una pequeña baja en sus tremendos números para llegar a la definición. Tomó una mayor fuerza anotadora y registró el máximo promedio de puntos (32,5), aunque los combina con ocho rebotes (9,5 en 2016) y siete asistencias (7,6). Además, en el costado defensivo, 2,2 en robos y 1,4 en bloqueos, números casi iguales a la campaña anterior.

A diferencia de las anteriores ediciones, su equipo no tendrá el favoritismo a ganar la serie, producto de que Golden State tiene un mejor quinteto inicial. Sin embargo, James es uno de los pocos que juega sin la urgencia de demostrar y eso será un punto clave en el rumbo de la serie.