¿Habrá reacción?

Este domingo por la noche será el segundo partido de las Finales de la NBA 2017. Después del apabullante triunfo en casa, Golden State buscará estirar la diferencia ante su gente. Por su parte, Cleveland deberá ajustar bastante si apunta a conseguir la igualdad. Va desde las 21hs y por ESPN.

tristan-thompson-rebound-game-1.jpg
Tristan Thompson, el jugador a seguir en el segundo partido (NBA)

La apasionante definición de las Finales de la NBA 2017 seguirá este domingo. A las 21hs de Argentina, Golden State volverá a recibir a Cleveland en el Oracle Arena, en Oakland, con la ventaja de 1-0 producto del 113-91 del jueves.

A la espera de la posible vuelta de Steve Kerr como entrenador, el dueño de casa buscará hacer más de lo mismo en su casa. El campeón del oeste intentará jugar todavía mejor, teniendo varios puntos que pueden posibilitarlo. Uno de ellos es una mejor producción ofensiva de Klay Thompson, quien fue de lo más firme en defensa durante el primer juego, pero no pudo mostrar su capacidad anotadora (6 puntos producto de un 3/16 de campo).

Otro aspecto a tener en cuenta es que el local tuvo tan sólo cuatro pérdidas durante los primeros 48 minutos, algo casi imposible de repetir de manera sostenida en toda la serie. Si Golden State pierde pelotas, debe recuperarlas en otro rubro y ese lugar es los rebotes. El elenco deberá mostrar una mejor presencia en los tableros (50-57) considerando que cedió 15 ofensivos, necesitando así una mayor labor de Pachulia, McGee e Iguodala, luego de buenos trabajos de Draymond Green (11) y Kevin Durant (8).

Para Cleveland, el primer aspecto a mejorar es el de las pérdidas. Si vuelve a ceder 20 pelotas ofensivas, es imposible que pueda descontar en la serie. Por eso, el equipo de Tyronn Lue deberá controlar las ansias, bajar el ritmo y jugar con un ataque más plantado, liderado por Kyrie Irving y LeBron James. Sus conductores sumaron 12 de esos 20 errores.

Al igual que Golden State, también deberá mejorar en los rebotes. Si bien se quedó con la lucha en los tableros, Kevin Love consiguió 21 pelotas y LeBron 15, lo que hace 36 de las 57 pelotas ganadas. El resto del equipo necesita dar un paso hacia adelante en el rubro (sobre todo el pívot Tristan Thompson) para no sentir las pérdidas, ya sean las mismas o menos, que tenga.

Justamente Tristan Thompson será el factor vital en el segundo juego. En el primer partido no anotó en 22 minutos y la presión ahora recae sobre él. Si se hace valer en la pintura, y más contra un equipo que apuesta al Small Ball, el encuentro se dará mucho más parejo. Seguramente los dos conductores le pongan más pelotas en el poste para remediar lo sufrido en el encuentro inicial.

En tanto, en defensa, Thompson será el encargado en cerrar el hueco defensivo que mostró Cleveland en el primer partido y que posibilitó las seis volcadas de un endemoniado Kevin Durant. El equipo cedió 56 puntos en la pintura durante el primer asalto y es algo que buscará remediar con la mejora de su interno.