Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

El enojo de Love erosionó la realidad de los Cavaliers

La salida de Kevin Love de los Cleveland Cavaliers ya es prácticamente un hecho. En cuanto la franquicia reciba una buena oferta por el ala-pívot, al que le quedan tres años de un contrato que originalmente fue por cuatro temporadas y 122 millones de dólares, su baja marcará el fin de aquel equipo que alcanzó la gloria en junio del 2016.

Tan sólo Matthew Dellavedova y Tristan Thompson serán los sobrevivientes de aquel plantel que remontó una desventaja de 3-1 para superar a los Golden State Warriors. A esto se le suma el detalle que el base australiano abandonó la franquicia en 2017, pero volvió a principios de 2019 tras el intercambio por George Hill.

Una vez consumada la salida de Love, y el final de otra temporada disfuncional para los Cavaliers (10-25; 13° en el este), Koby Altman, el mánager general, deberá evaluar varias cosas. Entre ellas, el puñado de jóvenes que le queda a la franquicia.

Pese a fichar a los bases Collin Sexton y Darius Garland a través de los Drafts 2018 y 2019, respectivamente, Cleveland parece no tener buenos jugadores para lo que la posición exige. Garland es el líder asistidor del equipo, aunque con apenas 3,2 pases-gol, mientras que Sexton se ubica cuarto, con 2,3, apenas 0,2 por delante de Thompson, que es pívot, y por detrás de Dellavedova (2,6), que sólo juega 13 minutos por partido.

A partir de esto, la franquicia tiene la quinta peor ofensiva en términos de eficiencia (105,3), como también se ubica en la 28° posición en términos de asistencias (21,3 por juego). En tanto, su defensa tampoco brilla: es la segunda menos efectiva (114,9). Pero, ¿qué quiere decir todo esto?

Que Cleveland no tiene jugadores naturales para la conducción de sus ataques, carece de movimiento de pelota y esa falta de circulación lo hace ser previsible a la hora de defender. Como si esto fuese poco, Sexton mantiene un 29% de efectividad a la hora de los triples, por lo que el jugador asignado a su marcaje puede tomar una postura más flotante en vez de ir agresivamente a evitar un lanzamiento externo.

Todos estos puntos flacos del equipo desataron la furia de Kevin Love este sábado, en la derrota de los Cavaliers ante el Oklahoma City Thunder por 121-106.

En el segundo cuarto, con un poco más de 24 segundos en el reloj, Sexton optó por mantener la pelota en la mitad de la cancha, evitando así que Cleveland tenga la última posición de la primera mitad. El base se detuvo en la mitad de cancha, Love hizo una transición muy lenta, se posicionó en el poste alto e hizo un gesto de queja al ver que el armador hacía un juego pasivo. El ala-pívot, tras explotar, subió al eje, reversó la pelota con violencia a Cedi Osman y este recibió una falta de Shai Gilgeous-Alexander.

Al observar esta situación, Belein decidió sacarlo de la cancha. Como si todo el enojo general fuese poco, Chris Paul encajó un tiro en el último segundo para alejar a la visita, que luego haría bien su trabajo en la segunda mitad para conseguir un cómodo triunfo.

¿Qué debe hacer la franquicia con sus jóvenes?

Darius Garland tuvo unos primeros 35 partidos en un nivel similar al que había mostrado en la Universidad de Vanderbilt, con el detalle que lo está logrando en la NBA. Tiene un mayor promedio de asistencias (3,2 contra 2,6), mientras que tiene un menor goleo, lo que es algo lógico, con 11,6 unidades contra 16,2 de su etapa NCAA. De esta manera, la franquicia debería continuar apostando por él, ya que no tuvo problemas para adaptarse al máximo nivel.

En cuanto a Collin Sexton, sus 18,5 puntos por partido llegan a partir de un flojo rendimiento con el lanzamiento externo. Este debería ser definitivamente asignado a la posición de escolta, dándole más minutos a Matthew Dellavedova como sustituto de Garland, lo que podría hacer que Dante Exum, recientemente llegado desde Utah Jazz a cambio de Jordan Clarkson, sea el escolta suplente.

Una vez consumada la temporada, el equipo deberá ir en busca de un mejor escolta, que le dé a Sexton el puesto de sexto hombre y le permita desarrollar su triple.

¿A dónde irá Love?

Una vez que trascendió el interés de Cleveland para dejar ir a su ala-pívot, varios equipos mostraron interés en firmarlo.

El más conocido de ellos es el de los Portland Trail Blazers. La franquicia de Oregon tiene la intención de sumarlo, aunque para esto debería dejar ir a Hassan Whiteside y alguna elección de Draft, por lo que no se daría hasta que retorne el bosnio Jusuf Nurkic, tema por el cual el ex Heat llegó a la franquicia.

Según Chris Mannix, otro equipo que mostró interés fue Toronto Raptors. En este caso, Serge Ibaka sería el único jugador posible para mover, porque no serían lógicos los escenarios de movimiento de Kyle Lowry, Pascal Siakam y Fred VanVleet. El congoleño está afrontando el último año de su contrato, con un salario anual de 23.3 millones de dólares.