Se agranda la agencia libre

Kyle Lowry y Rudy Gay rechazaron la opción de jugador que poseían de sus contratos con Toronto y Sacramento, respectivamente.

A pesar de que todavía no finalizaron las Semifinales de Conferencia, los equipos que ya quedaron eliminados comienzan a prepararse de cara a la campaña 17/18. Sin embargo, existen algunos jugadores que deberán reflexionar sobre su continuidad en sus respectivas franquicias.

Kyle Lowry es uno de los que podría culminar su ciclo con los Raptors, luego de que fueron barridos 4-0 por Cleveland en las Semis del Este. En plena conferencia de prensa de fin de temporada, el base de 1m83 anunció su rechazo a la opción de jugador que le pertenecía de su contrato con Toronto, equivalente a doce millones de dólares.

«No he pensado en los criterios. Voy a optar por salir (del contrato), eso es lo que he conseguido», dijo el jugador de 31 años en dicha conferencia. Y agregó, con respecto al futuro de su carrera: «Quiero un anillo, nada más que eso».

Lowry jugó para el conjunto canadiense durante las últimas cinco temporadas, promediando 18.2 puntos, 4.7 rebotes, 1.6 robos y 6.8 asistencias en 35 minutos por partido. Su máximo logro fue llevar al elenco dirigido por Dwane Casey, junto con DeMar DeRozan, hasta las Finales de la región por primera vez en la historia de la franquicia (2016).

 

Otro de los que se añadió a la lista de agentes libres con el fin de pensar con más tranquilidad sobre su próximo paso en la NBA fue Rudy Gay. El alero de 2m03 rechazó su opción de jugador que le pertenecía de su contrato con Sacramento, lo que aumentaba su salario a 14,263,566 dólares para la 17/18.

La campaña 16/17 por parte del jugador de 30 años fue para el olvido porque estuvo presente en apenas 30 de los 82 partidos de su equipo, aunque su media haya sido de 18.7 unidades, 6.3 tableros, 1.5 recuperos y 2.7 pases gol. Un desgarro en el tendón de Aquiles izquierdo le impidió seguir luchando por el objetivo de volver a clasificar a los Kings a los Playoffs, después de once años.

Sus posibilidades de seguir vistiendo la camiseta del elenco dirigido por Dave Joerger son inciertas debido a que tuvo muchos conflictos con los dirigentes de la franquicia durante el último verano estadounidense. «No tengo otra alternativa que seguir trabajando para Sacramento», manifestó Gay, incluso antes del traspaso de DeMarcus Cousins a New Orleans por Tyreke Evans, Buddy Hield y Langston Galloway.