Le negaron la reacción

Toronto mejoró ante su gente y se ilusionó con una gran primera mitad. Sin embargo, LeBron mostró otra vez su mejor versión y un parcial de 36-17 en el último cuarto le permitió a Cleveland vencer 115-94. El equipo de Ohio buscará la barrida el domingo.

Después de dos partidos sin respuestas en Cleveland, Toronto necesitaba contener a LeBron James para intentar reaccionar en su casa. Si bien el equipo de Dwane Casey hizo una excelente labor en los primeros 24 minutos, el último campeón mostró su chapa en la segunda mitad para vencer 115-94 y ponerse 3-0 en la serie.

Sin el capitán Kyle Lowry (ausente por lesión), el elenco canadiense se vio liderado de gran manera por DeMar DeRozan. El ayuda-base fue letal con su constante encare al aro tanto para anotar con bandejas como para facturar desde la línea, logrando así anotar 21 puntos en la primera mitad. Además Serge Ibaka se hizo valer en la pintura (12).

En defensa, Toronto tuvo su mejor pasaje en lo que va de la serie. Si bien LeBron (16) siguió en un nivel intenso, Irving y Love no se pudieron hacer vale en ataque. Tanto Joseph como Ibaka, respectivamente, pararon a las estrellas de la visita. Aún así, la ventaja no acabó siendo tan grande, logrando un favorable 52-49 para ir al descanso.

Pero la segunda mitad dio un vuelco esperado para lo que venía siendo la serie, aunque no para el encuentro. El entrenador Tyronn Lue se la jugó y apostó por sus suplentes para acompañar a LeBron. Luego de un tercer cuarto parejo, 82-74 favorable a Toronto, Cleveland explotó.

La defensa del campeón fue letal, tan sólo permitiendo anotaciones de Valanciunas en la pintura. Limitando al rival en este rubro, el ataque tomó la posta. LeBron marcó el camino forzando faltas para ir a la línea, aportando 13 tantos en el parcial. Esto abrió chances para Thompson, Shumpert y Williams, que aprovecharon los huecos brindados por el doble marcaje al Rey para anotar. Un pasaje de 36-17 permitió el triunfo por 115-94.

Así Toronto necesitará hacer historia para pasar de fase. En lo que va de la historia de los Playoffs, ningún equipo pudo remontar un 3-0 aunque sí igualar la serie antes de caer en el séptimo juego. Cleveland buscará liquidarlo el domingo, cuando se enfrenten desde las 16:30 (horario argentino).