Fortaleza canadiense

Toronto brilló en defensa, tuvo a un gran DeMar DeRozan y venció 87-76 a Milwaukee para igualar en dos la serie.

Tras el dominio total padecido el pasado jueves en Milwaukee, muchas incógnitas quedaron por debelar en Toronto. El equipo estuvo muy lejos de su mejor rendimiento, cediendo ante la presión local y sin poder parar a un elenco encabezado por Giannis Antetokounmpo.

Sin embargo, la historia de este sábado por la tarde fue muy diferente. El conjunto dirigido por Dwyane Casey mostró una cara totalmente distinta, sobre todo en dfensa, para imponerse 87-76 en territorio rival e igualar la serie 2-2.

Milwaukee padeció toda la tarde el buen marcaje rival y nunca pudo quebrar el planteo, más allá de los 19 puntos de Tony Snell. Tras una primera mitad muy pareja, Toronto tomó las riendas de un juego de baja anotación de la mano de DeMar DeRozan. El ayuda-base estrella canadiense explotó en la ofensiva para lograr gran parte de sus 33 puntos, que además fueron complementados con nueve rebotes y cinco asistencias.

Además de la buena producción de DeRozan, Toronto tuvo buenos aportes de Lowry (18), Powell (12), Valanciunas (12) e Ibaka (10) para quedarse con el cuarto punto de la serie.

La misma volverá a disputarse el próximo lunes en Canadá cuando, desde las 20hs, Toronto intentará pasar al frente ante su gente.