Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

A un paso de la historia

Toronto volvió a derrotar a Golden State en el Oracle Arena, esta vez por 105 a 92. Kawhi Leonard se destacó con 36 puntos (cinco triples) 12 rebotes y cuatro robos.

kawhi-leonard.png
Foto: Getty Images.

Los Warriors arrancaron el cuarto encuentro con aquella intensidad que lo caracterizaba en sus mejores momentos. El gran trabajo defensivo en el primer tiempo, liderado por Draymond Green (diez unidades, nueve tableros, dos bloqueos y 12 asistencias), permitió que el dueño de casa se fuera al descanso en ventaja por 46 a 42. Asimismo, Klay Thompson regresó con todo a las canchas (28 y seis aciertos detrás del arco), tras las molestias en el isquiotibial izquierdo en el segundo partido.

Sin embargo, los Raptors dieron vuelta la historia en el tercer período, de la mano de Kawhi Leonard. El alero no solo que mantuvo el nivel de juego de toda la serie, sino también que contagió a sus compañeros con sus 17 tantos en aquel segmento. La Garra encestó 36 (cinco triples), bajó 12 y recuperó cuatro.

Serge Ibaka también fue clave en la ráfaga de 37 a 21 del conjunto canadiense en ese tercer capítulo. El ala pivote se consolidó en el propio terreno y mostró versatilidad en la ofensiva. Sus números finales fueron 20 puntos y dos tapas. Kyle Lowry (diez y siete asistencias) y Danny Green (tres robos cada uno) acompañaron en el costado defensiva.

Por último, Pascal Siakam (19 tantos y cinco rebotes) y Fred VanVleet (ocho, dos conversiones desde el perímetro y seis pases gol) hicieron sus grandes aportes para demostrar porqué sostuvieron su lugar en el plantel, desde los inicios de sus respectivas carreras.

De esta manera, Toronto emprendió su regreso a casa con los dos partidos en la Bahía bajo la manga. Este lunes a las 22 horas, el elenco dirigido por Nick Nurse tendrá la chance de coronarse campeón por primera vez en 24 años de historia.