Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Los Sixers forzaron el séptimo juego

Los locales atacaron constantemente la pintura para doblegar a los Raptors e imponerse por 104-83. De esta manera, igualaron la serie 3-3 y dejaron el cruce a cantar de un juego decisivo. Simmons y Embiid fueron las principales cartas del equipo de Brett Brown.

Foto: Getty Images.

Las series de Playoffs ofrecen un arma de doble filo en los cruces: todos los partidos valen uno. Por eso, si bien el impacto en la moral es diferente, equivale lo mismo ganar por cincuenta, veinte o, tan sólo un punto.

De esto sacó provecho Philadelphia en la noche de este jueves. Luego de la durísima caída en Canadá, el equipo de Brett Brown mostró un juego totalmente diferente en su casa para imponerse por 106-87 e igualar la serie 3-3. De esta manera, forzó un séptimo juego, el cual se jugará el domingo con horario a confirmar.

La principal diferencia entre ambos partidos fue la actitud colectiva. Philly mostró otra intensidad en ambos lados de la cancha, siendo mucho más agresivo en ataque gracias a las penetraciones de Ben Simmons (21 puntos, ocho asistencias y cuatro rebotes), como también en defensa de la mano del marcaje perimetral de Jimmy Butler (25 tantos, seis rebotes, ocho asistencias y dos robos) como el interno de Joel Embiid (17 unidades, 12 rebotes y dos tapas).

Por su parte, Toronto volvió a tener su ofensiva centrada en la habilidad de Kawhi Leonard (29 puntos, 12 rebotes y cinco asistencias), que fue efectivo con sus ataques a la pintura para forzar faltas (11/12 de tiros libres), pero no así a la hora de los lanzamientos (9/20). El conjunto canadiense falló en el objetivo de abrir su ofensiva, ya que no encontró buenas producciones para acompañarlo por fuera del camerunés Pascal Siakam (21).

Como si todo este cóctel no fuera letal para la visita, el dueño de casa tuvo buenos ingresos al campo de Mike Scott (11), James Ennis (5-8-3) y T.J. McConnell (4) para que los titulares puedan descansar sin tener la preocupación de regresar al campo rápido para evitar perder el liderazgo. Así, el conjunto tomó una ventaja máxima de 24 puntos, la cual Toronto logró maquillar en los minutos finales del encuentro.