Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Kawhi, el rey jurásico

Leonard anotó un triple que venció a la bocina y le permitió a los Raptors superar a los Sixers por 92-90 en el séptimo juego de la serie. De esta manera, los canadienses se metieron en las finales del este, donde se medirán con los Milwaukee Bucks.

Foto: Getty Images.

Ni Michael Crichton, escritor del libro ‘Jurassic Park’ y posterior guionista del reconocido film dirigido por Steven Spielberg, se pudo imaginar un final tan atrapante como el ocurrido en la noche de este domingo. Lo de Kawhi Leonard pareció escrito para un final feliz en la tierra de los Raptors.

El alero (41 puntos, ocho rebotes, tres asistencias y tres robos), que venía siendo la gran razón por la cual Toronto estaba en la lucha por acceder a la final de conferencia, supo estampar lo que probablemente fue la jugada más importante en la historia de la joven franquicia. El escenario así lo permite a la hora de compararla con atracciones: séptimo juego, en casa, ante un Philadelphia con mayor cantidad de ‘estrellas’, tras haber tirado a la basura una ventaja de nueve puntos y luego de un doble clave de Jimmy Butler (16).

Pero ahí no es donde acaba todo, la secuencia invita a entender por qué fue el lanzamiento más importante de la historia de los Raptors. Kawhi recibió la pelota tras una cortina de Siakam, que luego le permitió dejar en el camino a Ben Simmons (13-8-5). Esto hubiese alivianado la carga del momento, pero encaró hacia al córner derecho y tuvo que sacar su forzado tiro sobre Joel Embiid (21 tantos, 11 rebotes, cuatro asistencias y tres bloqueos), quien le incomodó la visión del aro.

La pelota voló hacia el cilindro y este hizo que la esfera naranja se eleve, invitando a pensar que habría un tiempo suplementario después de un juego tan parejo como lleno de imprecisiones por el nerviosismo que generó. Pero, como dirigida por un imán, la redonda se dirigió hacia el centro del aro para acabar con la agonía del dueño de casa.

https://twitter.com/IsolationNBA/status/1127749446564024323

Después de tres años, los Raptors se pudieron sacar la ‘mufa’ y volver a las finales de conferencia, esta vez sin tener a LeBron James en frente. Los canadienses, que deberán sostener el nivel defensivo mostrado en la serie pero mejorar el acompañamiento ofensivo a su rey jurásico, enfrentarán a los Milwaukee Bucks en la serie al mejor de siete juegos. La nueva historia se pondrá en marcha el miércoles por la noche, en la ciudad del estado de Wisconsin.