Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Diferente look, mismo candidato MVP

Harden cambió su forma de vestirse, aunque no su forma de jugar: clavó 44 puntos y logró un triple-doble para que Houston supere a Philadelphia por 118-108.

El 2020 ya trajo algunos cambios en sus primeros tres días del año. Uno de ellos fue el cambio de apariencia de James Harden. El escolta sorprendió a todos en el Toyota Center al mostrarse con una barba recortada a su largo tradicional, además de un nuevo peinado y una vincha blanca más propia de otras épocas noventosas, acorde a la musculosa de antaño que usó Houston en el juego ante Philadelphia.

Pese a tener otra manera de mostrarse físicamente, Harden estuvo lejos de cambiar basquetbolísticamente. El escolta volvió a demostrar que debe ser seriamente considerado al MVP con una actuación descollante: 44 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias para liderar la victoria de los Rockets sobre los Sixers por 118-108.

https://twitter.com/HoustonRockets/status/1213309563254050819

Los visitantes llegaron a sorprender a los texanos en el primer cuarto de la mano de un juego físico liderado por Ben Simmons (29 puntos, 13 rebotes, 11 asistencias, cuatro bloqueos y tres robos), Joel Embiid (20 tantos y 12 rebotes) y Tobías Harris (24). De la mano de ellos, llegaron a tomar una ventaja de diez unidades, mientras que cerraron los primeros doce minutos con una ventaja de 27-20.

Pero una vez que los locales ajustaron las piezas en defensa y encontraron su verdadero juego ofensivo, fueron muy superiores. Harden marcó el camino para una ofensiva que halló buenos aportes de Clint Capela (30 tantos, 14 rebotes y dos robos) y Eric Gordon (12-2-2). Por su parte, Russell Westbrook también tuvo un gran rendimiento (20 unidades, siete rebotes, cuatro asistencias y tres robos), aunque su noche quedó marcada por las dos volcadas que falló en contraataques.

https://twitter.com/IsolationNBA/status/12133000272857579527