Coronó el récord

Russell Westbrook fue galardonado como el Jugador Más Valioso de la temporada después de haberse convertido en el jugador con más triple-dobles en una fase regular (42).

Russell Westbrook.jpg
Russell Westbrook promedió 31,6 puntos, 10,7 rebotes y 10,4 asistencias por partido (Foto: Getty Images).

 

Fue todo un desafío seguir adelante, ya que la partida de Kevin Durant a Golden State, el mismo que eliminó a Oklahoma en las Finales del Oeste 2016, fue una de las tantas cicatrices que le quedaron marcadas a la franquicia en los últimos años. El Thunder viene de desperdiciar una gran chance de convertirse en una potencia de la liga debido a la gran cantidad de figuras que poseía, como James Harden, Serge Ibaka, Dion Waiters, entre otros.

Sin embargo, Russell Westbrook renovó su contrato para demostrar todas sus virtudes en un plantel que se está reconstruyendo. Y el resultado fue sobresaliente, no solo por guiar a su equipo hacia los Playoffs (la marca de la fase regular fue de 47-35), sino también por los números con los que finalizó una campaña inolvidable.

En primer lugar, el base de 1m90 realizó 42 triple-dobles durante la fase regular, superando el récord establecido por Oscar Robertson en 1962. Asimismo, se convirtió en el segundo jugador en la historia en promediar un triple-doble (31,6 puntos, 10,7 rebotes y 10,4 asistencias), anteriormente logrado por el mismo Robertson.

En tanto, hubo muchas sorpresas en otros rubros. Malcolm Brogdon le ganó la pulseada a Joel Embiid y Dario Saric en la lucha por obtener el premio al mejor novato de la temporada. De esta manera, redondeó el haber sido elegido, de manera unánime, como integrante del mejor quinteto de rookies, junto con Buddy Hield (New Orleans y Sacramento) y Willy Hernangómez (New York), además de los dos jugadores de Philadelphia. La media del escolta de Milwaukee fue de 10,2 tantos, 1,1 robos y 4,2 pases gol en 26.4 minutos por partido.

Más tarde, los Bucks volvieron a celebrar cuando nombraron a Giannis Antetokounmpo como el jugador más improvisado. El armador de 2m11 demostró tener un futuro alentador después de liderar a su equipo en todas las categorías (22,9 unidades, 8,8 tableros, 1,6 recuperos, 1,9 bloqueos y 5,4 asistencias).

Otra elección que dio que hablar fue la de Mike D’Antoni como el mejor entrenador, dejando atrás a Gregg Popovich (61-21 en la primera campaña después del retiro de Tim Duncan) y Erik Spoelstra (Miami terminó la fase regular ganando 30 de los últimos 41 encuentros). El DT cambió por completo la imagen de Houston, llevándolo desde el octavo hacia el tercer puesto del Oeste, tras una marca de 55 victorias y 27 derrotas.

Eric Gordon volvió a enorgullecer a los Rockets, antes de que James Harden se quedara en la puerta del trofeo al MVP. El guardia fue seleccionado como el mejor sexto hombre, luego de promediar 16,2 puntos y 2,5 asistencias en 31 minutos por juego. El astuto rendimiento en las Finales por parte de Andre Iguodala no afectó la decisión.

Por último, Golden State también tuvo su momento de la noche después de haber salido campeón categóricamente. El General Manager Bob Myers fue seleccionado como el mejor ejecutivo, mientras que Draymond Green recibió el premio al mejor defensor, tras cosechar 7,9 rebotes, dos robos y 1,4 tapas por partido. El ala pivote fue incluido en el mejor quinteto defensivo, junto con Rudy Gobert (Utah), Kawhi Leonard (San Antonio), Chris Paul (Los Clippers) y Patrick Beverley (Houston).