Por la puerta de atrás

Carmelo Anthony y Kristaps Porzingis tienen las horas contadas en Nueva York. El alero estrella se reunió con Phil Jackson y sabe que será canjeado en el verano. El europeo no asistió al encuentro con el mánager general, dejando en claro que tampoco quiere seguir.

Así como dieciséis equipos de la NBA están pensando en los Playoffs, los otros catorce ya empezaron a pensar en la temporada 2017-2018. Estos últimos ya delinean formas y estrategias para reforzarse de la mejor manera con la clara intención de volver a la postemporada en abril del año próximo.

Entre las franquicias que necesitan reinventarse están los New York Knicks. Después de adquirir a Derrick Rose desde Chicago, los Knickerbockers apuntaban a ser uno de los mejores equipos del este, pero estuvieron muy lejos de lograrlo. La falta de cohesión entre los miembros del plantel fue derrumbando cualquier chance de mejoría, sepultando a los dirigidos por Jeff Hornacek en el 12° lugar de la Conferencia.

Pensando en el futuro, Phil Jackson tiene en claro que es necesario cambiar el plantel y, sobre todo, a sus dos figuras: Carmelo Anthony y, sorpresivamente, Kristaps Porzingis. El prestigio ex entrenador, hoy mánager general de la franquicia, se reunió con Anthony para hablar de su situación en el equipo. El ex Denver tiene una clausula en su contrato en donde debe aprobar el cambio para que se pueda realizar la transacción a cualquier otro elenco y por cualquier jugador.

Esto ata de pies y manos a los Knicks, pero la reunión tuvo su desenlace exitoso pensando a futuro. El dirigente dejó en claro que no quiere a un jugador egoísta en su plantel, mientras que el player terminó de aceptar su salida para buscar un equipo que le permita de una buena vez pelear por su faltante añillo.

Carmelo Anthony llegó a La Gran Manzana en 2011 con el objetivo de ser líder y pelear por un título. Complementado con jugadores como Baron Davis y Amar’e Stoudemire, esperaba formar un gran tridente que iba a estar acompañado de otros buenos hombres de rol como Tyson Chandler, Iman Shumpert, J.R. Smith y hasta el argentino Pablo Prigioni, entre otros. Sin embargo, las lesiones nunca permitieron que el elenco llegue más lejos que las semifinales de conferencia (2013).

Con distintos cambios de plantel, otro que llegó a Nueva York sumergido en un mar de críticas fue Kristaps Porzingis. El letón de 21 años arribó con la 4° elección del Draft del 2015 y despertó los abucheos de los fans locales, que preferían a hombres como Devin Booker (Phoenix) o Justise Winslow (Miami). Sin embargo, el europeo acalló las críticas promediando 30,5 puntos, 7,2 rebotes y 1,9 tapas por encuentro.

Sin embargo, Porzingis también firmó su salida de la franquicia en este fatídico abril del 2017. El letón no asistió a la reunión con Phil Jackson, quien públicamente expresó que el joven tiene las piernas en mal estado y es propenso a lesiones.

Con estas decisiones, Nueva York tiene dos hombres para canjear que le puedan buenos reemplazos. Phil Jackson aspira a que los Knicks tengan la ofensiva triangular que él mantuvo con Michael Jordan en los 90’ y con Kobe Bryant en los 00’. Sólo el tiempo dirá quienes serán las nuevas caras en la ciudad más llamativa de Estados Unidos.