Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Los Suns aportaron el show en Nueva York

Los dirigidos por Monty Williams hicieron una gran labor en la segunda mitad para aplastar a los Knicks por 121-98. Rubio, Booker y Ayton combinaron 80 de los 121 puntos de la visita.

La llegada de Monty Williams renovó a Phoenix. El entrenador, con Ricky Rubio a la cabeza, le dio a su equipo un juego más descentralizado, sin volverse dependiente de una estrella como Devin Booker, Deandre Ayton o Kelly Oubre Jr para producir en ofensiva. A partir de este nuevo estilo, el equipo fue una de las rápidas revelaciones de la temporada, hasta que la suspensión del pívot y las lesiones golpearon su andar.

Pese a su marca de 17-24, este jueves por la noche, ante los New York Knicks, el elenco dio muestras de aquel combinado que supo ser en el inicio de la campaña. A base de una gran actuación colectiva, remontó una rápida desventaja de ocho puntos y terminó floreándose ante un Madison Square Garden, que observó fastidioso como el local cayó por 121-98.

La visita arrancó con un flojo nivel defensivo y permitió que su rival tome la primera ventaja significativa de la noche. El elenco neoyorquino aprovechó esto a través de constantes ataques a la pintura, con Julius Randle (26), Marcus Morris Sr (17) y Mitchell Robinson (12 tantos y ocho rebotes) como protagonistas. A través del tridente, logró un parcial de 32-25 en el primer cuarto, como tomar una diferencia de ocho unidades en el inicio del segundo.

Pero, tras varios llamados de atención de Williams, Phoenix reaccionó. La visita mejoró notablemente su trabajo a la hora de las rotaciones defensivas, evitando malos emparejamientos y enviando a su rival a tomar lanzamientos externos, donde no fue efectivo. En tanto, esta mejora en el marcaje impulsó al trío de Devin Booker (29-4-4), Deandre Ayton (26-21-2) y Ricky Rubio (25 puntos, 13 asistencias, ocho rebotes, cuatro robos y una tapa), que supo aprovechar los errores del rival para castigar de contraataque. Así, la visita llegó a tener una ventaja de diez unidades, aunque fue a los vestuarios con un margen favorable de tres tantos (58-55).

Desde entonces, Nueva York estuvo lejos de reaccionar. Randle dio algunos chispazos ofensivos para intentar hacer reaccionar a los suyos, pero Phoenix estuvo rápido para controlar el despertar de su rival. El equipo de Williams supo mover bien la pelota, con Rubio como líder, y terminó dejando varios highlights ofensivos en el último cuarto, momento en el que llegó a tomar una distancia de 29 unidades.

https://twitter.com/IsolationNBA/status/1218003892333662208

La imagen triste de la noche llegó en los últimos segundos. A falta de menos de dos segundos para el cierre, Randle, frustrado por el resultado, le arrojó la pelota a Okobo y el francés le replicó el mal accionar. El ex Lakers y Pelicans intentó discutir cara a cara con el europeo, pero los jugadores estuvieron rápidos para meterse, lo que evitó una situación indeseada.

https://twitter.com/IsolationNBA/status/1218006978057900032

Próximo partido:

PHX: Visita a los Boston Celtics, el sábado 18/1 a las 21:00 (NBA TV).
NYK: Recibe a los Philadelphia 76ers, el sábado 18/1 a las 21:30.