Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Los Knicks mandaron en Brooklyn

Los neoyorquinos mandaron en la casa de los Nets y se quedaron con el clásico por 94-82.

Desde que Mike Miller asumió el rol de entrenador interino de los Knicks, la franquicia se volvió un poquito más competitiva a partir de un mayor ordenamiento y aprovechamiento de sus piezas. Este jueves por la noche, el equipo tuvo el mejor partido bajo la conducción del ex jugador del Miami Heat, justamente en el clásico neoyorquino.

Pese a ser visitantes, los Knickerbockers no tuvieron problemas para vencer a los Nets por 94-82. Los vestidos de azul se impusieron a partir de un gran trabajo defensivo, el cual negó el goleo interno, mientras que jamás permitió que el rival entre en ritmo desde lejos. Spencer Dinwiddie (25-8-3) volvió a ser el mejor de los locales, pero estos jamás incomodaron a unos rivales que llegaron a gozar de una diferencia máxima de 31 puntos en el tercer cuarto.

A los dirigidos por Miller también les costó encontrar el goleo, pero lo halló a partir de sus ala pivotes. Julius Randle encajó cinco de sus nueve intentos externos para lograr su mejor marca de la carrera y combinar 15 de sus 33 tantos en la noche, los cuales complementó con ocho rebotes. Además, el equipo halló puntos altos en Marcus Morris (22 tantos y ocho rebotes) y Mitchell Robinson (10 y 10).

Ambos equipos volverán a jugar este sábado por la noche, más precisamente desde las 22hs y como visitantes. Los Knicks viajarán a Washington para medirse con los Wizards, mientras que los Nets se trasladarán a Houston para un juego con los Rockets.