Brooklyn Nets: El camino hacia salir del fondo del mar

Después de ser la peor franquicia en la temporada 2016-2017, el conjunto neoyorquino tiene la obligación de dar un paso hacia adelante en la siguiente campaña. Los jóvenes deberán rodearse con algunos veteranos para dar el primer paso en un largo camino.

shane-larkin-nba-brooklyn-nets-los-angeles-lakers-850x560
La llegada de D’Angelo Russell ayuda a tener un base capaz de acompañar el largo proceso (Fansided).

Brooklyn tomó una decisión de doble filo en 2013. La venta de varias elecciones de primera ronda a cambio de Paul Pierce y Kevin Garnett (Boston Celtics) fue un riesgo para la franquicia luego de dejar New Jersey. Los ex Celtas se sumaron a otros veteranos de buen calibre, abriendo la posibilidad de una buena aparición en Playoffs.

Sin embargo, el tiro salió por la culata. Las lesiones marcaron el andar de los Nets, que no pudieron pasar de las semifinales de conferencia, y con eso marcó el fin del buen andar. Deron Williams, Joe Johnson, Paul Pierce y Kevin Garnett fueron lentamente dejando la franquicia, mientras que el pasado martes 20 de junio lo hizo Brook López, quien era el único sobreviviente de aquel prometedor plantel.

A diferencia del resto, el pívot tuvo que soportar la caída de la franquicia, cayendo al fondo del mar. Dos pésimas campañas sepultaron a los Nets en el fondo de la floja Conferencia del Este, sin sacar provecho de las mismas por el intercambio anteriormente mencionado. Finalmente, la dirigencia lo dejó ir a Los Lakers a cambio de un más que prometedor D’Angelo Russell y el sobrepago Timofey Mozgov.

Probablemente, Brooklyn deba basar su reconstrucción en los nombres jóvenes. Más allá del flojo andar, jugadores como Rondae Hollis-Jefferson, Sean Kilpatrick, Caris LeVert e Isaiah Whitehead, mostraron cartas positivas en sus primeros años en la máxima liga. A estos nombres se le sumará el de Russell, quien ya tuvo dos campañas con la franquicia angelina y creció a los golpes, siendo así un promiscuo pero más inteligente jugador.

Si bien Brooklyn no puede apuntar a un Playoff, tiene que dar un paso a la vez. Trevor Booker y Jeremy Lin podrán acompañar el proceso desde sus lugares, mientras que la mesa grande de la franquicia deberá apuntar a fichar a otros tres veteranos que puedan enseñarle a sus promesas.