Otra masacre en Boston

A diferencia del primer juego, en donde el local pudo maquillar el resultado final, Cleveland venció 130-86 para volver a su casa con un 2-0. Así consumaron su 13° triunfo consecutivo en postemporadas, igualando a los Lakers de los 80’.

Si quedaba alguna duda del nivel de los Cavaliers en la postemporada, la misma se despejó en sus primeras dos visitas a Boston. Cleveland no sólo mostró tener lo necesario para volver a imponerse en la Conferencia del Este, sino para arrollar al equipo que fue el líder durante la fase regular. Un 130-86 que es la mayor diferencia en un partido de final de conferencia, para dejar totalmente enmudecido a un escenario histórico como el TD Garden.

El resultado se dio no sólo por la tremenda capacidad ofensiva de Cleveland, sino también por un esfuerzo total en defensa. Después de permitir 104 puntos en el primer encuentro, algo totalmente mentiroso para lo que fue el trajín del mismo, el combinado de Tyronn Lue trabajó a la perfección en la defensa colectiva. Ya sea ejecutando un doble marcaje o cambiando de defensor sobre las cortinas, el trabajo fue totalmente acertado.

Así se paró a un equipo que tuvo desaparecido a Isaiah Thomas (2), y que volvió a tener como sorpresivo líder al ‘novato’ Jaylen Brown (19). 20 pérdidas, un 37% de campo y ocho triples en 27 intentos, fue la combinación que demuestra a una defensa que no dejó pasar ni el aire.

En ataque, LeBron James volvió a hacer lo que quiso en la cancha. El Rey mostró el camino para la ofensiva de Cleveland con su penetración para sumar 30 puntos, además de siete asistencias, cuatro rebotes, cuatro robos (rubro en donde superó a Jordan en la lista de históricos para quedar segundo) y tres tapas. El ‘23’ cada día es más imparable para el resto de los equipos.

Otra carta que le funcionó a la visita fue el triple. LeBron y Kevin Love (21) acertaron cuatro, mientras que Kyrie Irving (23) aportó tres para combinar 11 de los 19 aciertos desde lejos. De los que realmente tuvieron un tiempo prudencial en cancha, Tristan Thompson (7) y Deron Williams (4) fueron los únicos que no acertaron, aunque el primero ni siquiera intentó.

Con este resultado, Cleveland llegó a su 13° triunfo consecutivo en Playoffs, contando los tres triunfos al hilo de la final ante Golden State. Así, igualó la marca de un Los Ángeles Lakers 88-89′ que tuvo al Showtime en su máximo esplendor.

Más allá del 2-0, el desarrollo de los partidos deja contra las cuerdas a Boston. Las dos caídas lo obligan a vencer en Cleveland ante una ‘Q’ que se mostrará más que motivada por el nivel de su equipo. Su primera visita será el domingo a las 21:30 (horario argentino) y con transmisión de Directv Sports.