No le dio chances

De la mano de un LeBron James demoledor, Cleveland venció 117-104 a Boston para conseguir el primer punto de la serie. El equipo de Tyronn Lue fue superior de principio a fin y nunca cedió el liderazgo.

Cleveland dio el primer paso en su encrucijada de ser campeón del este nuevamente. El equipo de Tyronn Lue asaltó Boston este martes por la noche con un nivel demoledor para vencer 117-104, consiguiendo así el 1-0 en la serie. El conjunto de Ohio nunca tuvo en duda su derrota.

Ya sea por un margen corto o el máximo de 28 puntos, la visita siempre estuvo al frente en Massachusets. Un doble de Kyrie Irving, bien a su estilo, a los 42 segundos, le dio la ventaja y la misma nunca fue remontada.

Al igual que Indiana y Toronto, Boston no mostró chance alguna de frenar otra estupenda noche de LeBron James. El ‘23’ no estuvo certero de lejos (1/6), pero fue el mejor Cavalier en el resto de los rubros. Tanto atacando el aro como en el poste, el Rey se tornó letal para un conjunto Celta que nunca le encontró la vuelta. Su planilla cerró con 38 puntos, nueve rebotes, siete asistencias y dos robos en casi 42 minutos disputados.

Otros dos hombres que fueron incontrolables para Boston fueron Kevin Love y Tristan Thompson. Los internos de Cleveland combinaron 14 puntos desde la línea, mientras que el ‘4’ clavó seis triples (32 tantos y 12 rebotes) y el pívot anotó sus siete lanzamientos de campo en el partido (20 unidades).

Si bien Isaiah Thomas (17 puntos y 10 asistencias) y Avery Bradley (21) no tuvieron malas noches, a ambos les costó arrancar bien el partido. En la primera mitad el equipo de Brad Stevens no encontró respuestas más allá de la buena producción del novato Jaylen Brown (10). Así, se tornó imposible defender la ventaja de localía.

Con nueve triunfos al hilo, Cleveland irá en busca del décimo este viernes, cuando vuelva a visitar el TD Garden desde las 21:30.