Maleficio contra la suerte

Washington aprovechó de una mala defensa de Boston en el tercer cuarto, logrando un parcial de 42-20 y venció por 121-102 para igualar la serie en dos. Bradley Beal fue el goleador de la tarde con 29 puntos.

Después de un tercer juego caliente, Boston apuntaba a dar una muestra de actitud este domingo en Washington. Sin embargo, esto no sucedió y el local aprovechó su condición para vencer 121-102, poniendo así la serie en tablas (2-2).

El principal problema del equipo de Massachusets fue la intensidad defensiva. Si bien en ataque no fue el mejor encuentro (Isaiah Thomas lideró la anotación con 19 puntos), el equipo de Brad Stevens se mostró un menor esfuerzo que rival a la hora del marcaje y lo pagó caro después de una primera mitad igualada en 48.

Washington se dio el gusto de florearse en ataque ante un mal marcaje rival. El equipo logró un parcial impensado de ¡42-20! Boston estuvo lento para complicar la rotación de pelota de un local que conectó cuatro de sus seis lanzamientos desde lejos y que además tuvo 12 oportunidades de sumar desde la línea de tiros libres. Wall, Beal y Morris combinaron 34 tantos en el pasaje para una racha de 26-0 y luego ir al último cuarto con un lapidario 90-68.

Después de unos primeros minutos parejos, ambos entrenadores decidieron mandar a cancha a sus suplentes ya pensando en el quinto juego de la serie (miércoles a las 21hs). Si bien la caída fue inevitable, Terry Rozier le dejó una buena sensación a Stevens. El base jugó todo el cuarto y sumó 12 puntos, cinco rebotes y dos asistencias.

John Wall fue la gran figura de la noche con 27 puntos, 12 asistencias, cinco robos y tres rebotes. Además, Bradley Beal (29) y Markieff Morris (16 tantos y 10 rebotes) también se destacaron en el equipo de la capital.

El miércoles será una parada vital. Boston intentará reaccionar en su casa luego de padecer dos duros golpes en territorio rival. Washington deberá dar una muestra de su carácter para ganar un encuentro fuera de casa luego de estar cerca de lograrlo en los primeros dos de la serie.